Letras y alternativas

https://napoleon03.wordpress.com/

Némesis del Cristo/La libertad inherente

Némesis del Cristo

LUCAS 12:34 “Pues donde esté la riqueza de ustedes, allí estará también su corazón”. EN LO QUE CREAS, DONDE DEPOSITES FE, AHÍ ESTARÁ ÉL/. "Pídeme, y te daré por herencia las naciones, Y como posesión tuya los confines de la tierra" Salmos 2:8

Contrariedades, un cúmulo de enfoques diferentes, traducciones, intereses diversos, fuentes de información disímiles, evolución histórica del pensamiento, multiplicación de las perspectivas del ser humano en hacerse a las certidumbres que le rodean, materialismo, otros millares de conflictos con el decursar de los años y la conflagración del criterio, todo en ocasiones funcionando en diverso modo para el caso de cada individuo; tales son las razones para que a Jesús el Cristo no se le asuma más allá de los dogmas estatuidos, una especie de némesis. Nació en Nazaret, en época en que todos los días se adueñaba de la calle cualquier autotitulado profeta. Los castigos que el poder romano aplicaba cuando se presumía peligro a la paz y el orden, era de la naturaleza que relata en Nuevo Testamento. Él nació bajo el clima mesiánico de la época, bajo circunstancias de vasallaje judío al imperio romano, con sus peculiaridades a diferencia de los varios sometimientos que por siglos debió rendir aquel pueblo a diferentes imperios.Ciertamente que todas las evidencias históricas de su paso, lo hicieron único respecto de los varios que lo antecedieron y/o sucedieron, sin las huellas que acusan los evangelios conocidos, los llamados apócrifos, etc. En período temprano de lo que comúnmente se denomina nuestra era, y por diversas razones históricas –lo que trataría en otros capítulos del libro intitulado arriba–, se fue instituyendo una iglesia, la espontaneidad con que se reunían en un principio los primeros cristianos, fue cediendo paso a la fuerza y el poder de convocación en ciertos individuos y factores. El imperio romano, que regía todo entre el cielo y la tierra de aquellos entonces, se interesó en el negocio de mantener su orden; por ello los hechos se sucedieron para que el cristianismo fuera desplazando en el mundo occidental todas las formas de organización humanas. Quizás hemos perdido mucho del aliento original que preconizó una vez el Jesús de la historia; se han sucedido mil formas de rendir culto a su palabra y/o persona, aunque a la altura de los tiempos que vivimos, ninguna rige por sobre ninguna de las otras.

Quizás el primero de los elementos que diferencian a los diversos seguidores sea el juicio que se hacen los unos y los otros acerca de si la trama de Jesús el Cristo fue una recreación alegórica tan como el ser humano fundara disímiles en la historia anterior para el caso de interminables deidades o dioses, una respuesta espiritual a los reclamos y ansias que se hicieren los hombres según fecha de Jesús; o si por el contrario todo lo relatado en los evangelios son testimonio fidedigno, manifestación de lo que literalmente ocurriera con la persona histórica de Jesús de Nazaret. Independientemente de los intereses y fórmulas que fueron manipulados al institucionarse el culto cristiano, creo que Jesús de Nazaret sí existió; entonces es mi propósito agotar todos los recursos de un vasto estudio –sin repetirme en las conclusiones de otros autores– para tratar de transmitir sobre esa persona que fascina aliento y vida.

—————————————————————————————————————————–

Libertad inherente



La libertad no se alcanza sólo tras escapar de un horreur castro-caribeño, ni con arribar en balsa a las playas de norteamérica. La libertad es una actitud mental, y así me lo corroboran todos los parlamentos, escenas, retruécanos y ebulliciones de la serie televisiva “Diez Mandamientos” del director Robert Dornhelm. Yo sé que los judíos, después de la destrucción del Templo acometida por el imperio avasallador que lo fue Roma, por la urgencia que les significare recuperarse, y tras el empuje creciente de la iglesia fundada en la persona de Jesús el Cristo, al que el judaísmo denostara desde siempre; debieron terminar por llevar al papel en el siglo III d.n.e. sus múltiples tradiciones históricas en un texto llamado Mishná o Ley Oral (Torá), donde esa misma Persona que enriqueciera y o retara milenarias sacralidades, sale condenado en todos los vituperios posibles. Hallé, imprimí, y permanezco en el análisis de un trabajo que extraje de la página internética http://www.monografias.com, intitulado En el nombre de Allah, Clemente y Misericordioso, donde se confirman aún más mis aserciones.

Son disímiles los modos diversos en los que se puede trabajar la historia, el arte, todo; lo es el filme del sr Dornhelm, manejando la descomunal epopeya bíblica que marcó transformaciones imperecederas en la vida del ser humano. Aunque se maneje esta versión a diferencia de las otras que le anteceden, aunque provoquen imprecisiones ante quienes gustarían “presenciar” palmo a palmo rasgos y fisonomías del texto bíblico, el resultado final provoca acercamientos irrevocables a la idea central, la de transmitir esencias del relato.

A mí en lo particular me impresiona la monolítica voluntad del ser humano en forjarse convicciones, su posibilidad de crecer por encima del comportamiento animal –que ocurrió sí, según el texto original–, y por encima de todo, sus posibilidades de actuar según el libre albedrío que le es inherente, como un estado mental al que segundos y terceros –sean personas o instituciones– no tienen acceso mientras el individuo disfrute la soberanía de una mente sana/culta en aquello de aprehender la libertad como algo que le es dado desde la concepción materna.

Aunque a Jesús el Cristo la peor de las condenas lo señalen como alguien que aparentemente intentara ponerse a la altura del Moisés bíblico, o que se mostrare como el Hijo del Hombre, etc, hay paralelos insoslayables entre su persona y la de aquel que fuera escogido para sacar al pueblo judío del cautiverio físico. Aún en el peor de los casos en que Jesús hubiera nacido de las relaciones extramaritales de una simple judía de nombre María, con un soldado romano de nombre Pantera, como insiste en acusar La Mishná, a mí no me saca del alma, de mi mente sana la aceptación de Su Persona como the choosen one, como el escogido; una vez que le “dejáramos entrar”, mas allá de todas las manipulaciones que a su figura histórica le adjuntaran intereses y/o buenas intenciones religiosas, creo que El deviene en toda la magnificencia que cada quien escoge otorgarle todos los días, tan con el mismo mérito con que el Moisés del relato bíblico, logró arrastrar cientos de miles de mentes sanas a la idea del libre albedrío, a la aceptación del Padre que sólo a él se dirigía, hablaba, en los principios. Yo puedo, me siento capaz, disfruto las certezas que existen dentro de mí, de modo que toda esta guerra verbal entre religiones y culturas, no inside en mi persona; que si el catolicismo pudiera llevar la lideratura en eso de masacrar a cientos de miles de almas como en el caso cátaro, o durante la reforma luterana, etc, es cierto que el protestantismo llevó a la hoguera a muchos infelices víctimas del fuego cruzado; que si las diversas facciones participaron en el exterminio masivo de indios en toda la geografía americana, también el islam que se pretende defender en la monografía traída a colasión, ha participado de la intolerancia de las demás. No sé si quizás religiones practicadas en el extremo oriente como el budismo, escapan a estas generalizaciones, pero lo que le interesa a mi crecimiento personal es portarse y ponerse por encima de tanta miseria acontecida. Mi Cristo me lo escogí yo, aunque fueran tales y mas-cuales iglesias las que lo importaran en mi cultura. El ES, porque no me falló al invocarle en mazmorras castro-comunistas allá, en la malhadada isla de Cuba.

Las páginas de esa monografía no son aptas para cardíacos, menos para personas que no hayan estudiado mucho o previamente. Hace ya suficiente tiempo que saqué a mi mente del período de idealidades; y siento que todos los días crezco, ojalá ocurriera lo mismo a las más de las personas que se lean ese escrito por causa de haberlo recomendado.

De otra página internética extraje el trabajo del sr Ramon K. Jusino: María Magdalena: ¿Autora del Cuarto Evangelio? que es muestra a pulso de todas esas reflexiones; Jesús de Nazaret fue mucho para su época; aún hoy si se apareciera abiertamente, pudiera ser crucificado otra vez –ya lo he dicho en otros artículos– porque el hombre está aún lejos de ponerse de acuerdo con segundas y terceras opiniones; ésa aunque sea una paradoja, es fascinación de vida. Lo cierto es que este estudio del sr Jusino confirma todas las probables y más acrecidas causas del por qué a Jesús no se le entendió o no se le quiso entender. El sin sentir menoscabo alguno sí que brindó espacios a la mujer, a la par que a los hombres que se acercaron a entenderlo o no. Quizás El fue el primerísimo heraldo que reconociera el milenario axioma de la mujer detrás (¿o delante?) de cada hombre de talento o creencias. Nadie sospecharía cuán antigua es la VERDAD que esgrime el sr Jusino al recalcar sobre el lugar especial que se ganara María de Magdala, por ser la única persona que jamás dudara de la naturaleza elegida de Jesús el Cristo, cuando los hombres se acobardaran miserablemnte ante cada tropiezo o lanza de soldado. A fin de cuentas, el matriarcado, las deificaciones femeninas fueron primicias en la Historia del Hombre. ¿¡Quién querrá seguir ignorando que existió el culto Isis, por ejemplo!?

https://napoleon03.wordpress.com/

—————————————————————————————————————————

Juzgue estos fragmentos de “Las Antítesis”  Por Marción de Sinop (85-150 d.c.).

El Dios del Nuevo Testamento es desconocido: «Nadie conoce al Padre, sino el Hijo»,[4] mientras que el Dios del Antiguo Testamento es conocido por Adán y por los demás impíos.
Cristo conocía lo que hay en el corazón del Hombre;[5] el Creador pregunta a Adán: ¿dónde estas?.[6]
Cristo era bueno con los ciegos, que David había mandado matar[7]
Cristo da vista a los ciegos,[8] mientras el Creador no cura la ceguera de Isaac.[9]
Moisés se impone como juez entre sus hermanos que pelean.[10] Cuando a Jesús le piden que resuelva una disputa, él se niega.[11]
Los israelitas salieron bien equipados de Egipto[12] después de despojar a los egipcios por orden del Creador[13] Cristo manda a predicar a sus discípulos «sin nada para el camino, ni bastón, ni alforja, ni pan, ni plata; ni tengáis dos túnicas cada uno».[14]
El Creador legisla «ojo por ojo, y diente por diente»;[15] el Hijo del Dios Supremo dice «si te pegan en una mejilla, presenta la otra».[16]
La Ley declara que si uno toma un vestido ajeno, el culpable pagará el doble;[17] Cristo declara «al que te quite el manto, no le niegues la túnica»[18]
El Creador envía fuego sobre los enemigos de Eliseo;[19] Jesús reprende a los discípulos que le piden que envíe fuego.[20]
El Creador envía los osos que devoran a 42 niños que se habían burlado de Eliseo;[21] Cristo dice a sus discípulos «dejad que los niños vengan a mí».[22]
El Creador sanó sólo un leproso por medio de Eliseo, cuando en Israel habían muchos,[23] y para ello necesitó que se lavara en agua siete veces;[24] el Hijo del Dios Supremo sanó a diez, con su sola palabra, e inmediatamente; por otra parte, el que regresa glorificando a Dios no cumple la Ley.[25]
El profeta del Creador dice «que no oigan los que tienen oídos»;[26] Cristo dice «el que tenga oídos, que oiga».[27]
La Ley dice «Maldito el que está colgado de un madero»;[28] Cristo fue colgado en un madero.[29]
El Cristo judío vendrá sólo para Israel; el Cristo de Dios viene para todos los pueblos de la tierra.
El Dios bueno es bueno ante todos; el Creador se preocupa sólo de los que le pertenecen. El Bueno salva a los que creen en Él, pero no castiga al resto; el Creador salva sus fieles y castiga al resto.
La maldición es la característica de la Ley; la bendición caracteriza al Evangelio.
En la Ley, el Creador ha dicho: «Yo hago al rico y al pobre»; pero Cristo sólo llama bienaventurado al pobre.[30]
En la Ley se le da la fortuna a los ricos y la desgracia a los pobres; en el Evangelio es al revés.
La ley manda amar al prójimo y odiar al enemigo;[31] pero es necesario amar a los enemigos.[32]
El Creador ha establecido el Sábado, que Cristo no ha observado.
La Ley prohíbe tocar a una mujer con flujos de sangre;[33] el Cristo de Dios no sólo la toca sino que la sana.[34]

————————-

Lee comentario debajo-.

diciembre 28, 2007 - Posted by | Cristo y el némesis

1 comentario »

  1. DESDE MI PÁGINA FACEBOOK: El pasado no puede morir. No he dejado a mi padre morir, y eso ocurrió aparentemente en 1993 cuando yo estaba en prisión política, cuando me llevaron a la funeraria acompañado por dos soldados y un oficial. Nosotros creamos, ungimos o deshacemos con nuestras mentes. Si Jesús el Cristo no hubiese sido en los principios, lo que dice La Biblia, ya por el hecho del lugar que le concedemos, Él ES, He has become The Man. Lo digo en artículos que conformarán mi libro “Némesis del Cristo”. Si conocieres/n personas con aptitudes y actitudes para discutir este tema, refiéranlas a este sitio, si lo deseas/n: https://napoleon03.wordpress.com/category/nemesis-del-cristo/

    Saludos, Napoleon03@gmail.com 11.01.09
    FB TEMA: REMEMBER ME with subtitles – Josh Gorban

    Comentario por napoleon03 | noviembre 1, 2009


Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: