Letras y alternativas

https://napoleon03.wordpress.com/

La echadera de mano en el mundo greco-cubano.

Lo dije ya. La libertad es una actitud mental. Cómo es posible que después de cinco años de disfrutarla en el extramuros castro-cubano, puedas temer que por irte a comer a otra mesa dentro del puñado que comparten restaurantes en el Bayside miamense, aquellas las vendedoras del local próximo dejarán de hacer sus vidas porque vengas a digerir la comida comprada al lado ? Y así, y así, se quedan muchos adheridos al mar de prohibiciones que experimentaran en la Cuba post ’59. Cómo podría funcionar el capitalismo con necedades tales ? Te imaginas cuál mala propaganda se harían los hacedores de pizza por querer expulsarte de sus mesas, y delante del resto de los comensales ? Te imaginas cual encontronazo con el restaurant de al lado ? Ay alma mía, disciplinado espíritu, libérate, acaba de entender que eres libre.

Yo por acá pues tratando de digerir otra de las ingenuidades con pies, que nos introduce Firmas Press, periódico El Nuevo Herald mediante, por aquello de repartirse derechos a que no accedemos los más. Es otro de los artículos a que nos tiene acostumbrados la bella Gina Montaner; esta vez ella pues que se regodea en los recuerdos recientes de una juventud que intenta alejar. Se trata de cierta catarsis que le provoca el Robertico Robaina, excanciller cubano, quien ascendiera al parnasso político con la misma facilidad que se fabrican redactores en otros espacios. Ella refiere detalles en su artículo del 11 de junio acerca del “infortunado” Robertico, el enano que usaron una vez en Cuba para dar imágenes específicas, quien por caprichitos del Sucesor en Jefe, pareciera haber sufrido defenestración, el enano que ahora da espectáculos de tragi-comedia deambulando en Pinar del Río con piernas pe’úas y pantalones de apéame-uno. Señora de Firmas Press, aprenda de una vez que en el mundo de la cañona comunista no hay espacio a las casualidades. El régimen que se supone usted quiere desnudar en su escrito, necesita esta segunda imagen, la de excancilleres que tienen espacio para reconstruir sus vidas vendiéndole a su exilio tentativas de arte. Me conmueve la rapidez que usted muestra en jugar con la posibilidad de echarle una mano al caidito en desgracia; y aunque el Alejandro Armengol de la página 18A se largue la mitad del papel en amonestarnos el derecho de sacar libritos castristas de bibliotecas sur floridanas, por aquello de lucir censores culturales, sin destacar sus oportunidades de ayudar abogados en contra, para vencer nuestra maldad –ya que tuvo talento para ganarse espacios de redactor en ENH, pues debe sobrarle para proteger las libertades amenazadas– … decía pues que a pesar de probables encontradas posiciones de ustedes ambos, a mí jamás nadie me mostró intención de echarme mano en nada; por dondequiera oigo de poderes extraterrenos de una mafia exiliada para conseguir botellas a diestra y siniestra para aquellos que compitieren en “verticalidad” intransigente, pero yo me digo, por años he sostenido solo, un sitio web que defiende los más caros anhelos de nuestra tradicionalidad ortodoxa: Literatura Cubana en el Exilio; he educado a muchísimas almas acerca de las verdades que usted y Firmas Press parecen ignorar, y por no asistirle al exilio en ninguno del millar de partidos que ha procreado, y porque no le he rendido pleitesías a nadie más que a la tarjeta que debo firmar para ganar salario y subsistencia, y porque escribo en estos modos que me la ganarían a usted también en incómoda comunión, jamás he obtenido, decía, botellita alguna. Ha leído del trajín y mofa que se traen en medios internéticos acerca del caso Pablo Alfonso, aquel que según algunos cayó en paracaídas en la nómina del Herald, pero que deslices le denunciaren en conflicto de intereses al ser asalariado de gobiernos ? Uno de mis tíos me mintió inmisericordemente cuando de muchacho me hablaba del talento abriéndose paso en el capitalismo. Y no hubo un alma en el Firmas Press que le sacare a usted del error al calificar a la población cubana ajena a los estrenos del HBO que acá nos cuestan dinero ? Usted aún no sabe que en Cuba desde tiempos inmemoriales, el castrato ha robado a diestra y siniestra cuanto se produce en el mundo en materia de arte, cable tv, y bisuterías mil ? Allá cualquier hijo de vecino, quien reciba dólares y pueda darse gastos extras, puede rentar en formato dvd cualquier filme que esté en cartelera en el sur floridano.

Señora, el castro-comunismo no se da lujo para casualidades; ese enano puede deambular las calles pinareñas porque eso junto al video manipulador del 2do en Jefe, aquel que se mostrara a la membresía del partido comunista en la isla cuando tronaren a aquel, son todo un programa diseñado. La libertad no obstante es un estado mental, y usted puede seguir representando a Firmas Press aunque la desinformación que se carga en sus artículos pesen más que las buenas intenciones. No imagina usted cuáles tránfugas vías se emplean para que su Nuevo Herald pase de mano en mano en la capital, y sigan desatendiendo a las provincias. Yo vine a tener un ejemplar del periódico en mis manos quizás a mis 34 años mientras pernoctaba en la capital cubana; el Robaina de pantalones cortos y piernas peludas, está mejor informado que usted de los vaivanes del dólar, lo que deja de producir HBO o el último brete entre republicanos y demócratas Made in Miami. Esas entrevistas Joe García vs un No-Recuerdo-Quién republicano en programa radial de Oscar Haza (radio wqba), diatriabas en las que el segundo repitiera el insulto de “muchacho” contra el manganzón de Joe, donde para consumo popular se acusaron entre sí de quererse silenciar, respecto del escándalo de turno que denunciara Ana Menéndez, no engañó a muchos. Quién después de vivir unos cinco años la libertad sur floridana, se va a tragar el cuento de que segundos y terceros pueden silenciar a cuartos o primeros ? Como el caso del libro para manipular a hijos de exiliados en la Cuba extramuros, los que escojan combatir eso, tienen que habérselas ante tribunales, con quienes escogen defender el punto de vista castrista.

La echadera de mano sí que se hace ola, es verdad, también lo es que en cualquier momento escojo huir de políticos e impuestos del patio greco-cubano. Nadie se traga el que ese engendro de Robertico sea artista; imposible asumir que genuinos creadores comulguen con el horror.

mayo 18, 2008 - Posted by | Archivo/ARTICULOS

Aún no hay comentarios.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: