Letras y alternativas

https://napoleon03.wordpress.com/

Quasimodo cubano

Albio es el prototipo cubano del Quasimodo; otro infame carcelero a quien el régimen comunista hundió en el oprobio; su rostro repulsivo hace arqueadas monstruosas cuando ceba su odio sobre infelices presos de la mortandad, en el penal Kilo-7 en Camaguey, Cuba.
Recuerdo a cierto infeliz, enajenado mental, quien hacía de todo a porque lo dejasen trabajar en labores de servicio y así tener acceso a más cantidad de pan, esto, una especie de masa deforme compuesta de vegetales y químicos en descomposición mandada a crear por el único que puede portar ideas  desde el poder. Aquel infeliz, cuando cometía algo que desajustaba el orden, era visitado en su galera por el “padre” que lo concibió dentro de aquel submundo. Venía el Albio, arrastrando tras sí toda su inmunda humanidad y se regodeaba con recordarle ante otros, su infinita paternidad en hallarle espacio para el trabajo infame; ante las evoluciones del tono afectivo y los discursos sin sentido del monstruo  el infeliz se doblaba como cualquier hoja esperando el primer racimo de la paliza de siempre. Desde cualquier lugar de la prisión podian escucharse los alaridos del loco acorralado en su inconsciente existencia, y desde alguna cavidad tomada por boca, veiamos, aún detrás de rejas, rodar la baba de ponzoña a que fue dado verter en sus orgiásticas agresiones, el espantoso Quasimodo Cubano. Aquellos los que podrian creerse ojos, bailando alguna danza en el centro amorfo, al tiempo que profiriendo ruidos intestinales cuasi verbales, en todas las formas de la creación.

Pero lo más triste de esos imborrables recuerdos, es el saber que Albio y la estela de monstruos traidos por lo general desde hambreadas estepas del Oriente de Cuba, aún EXISTEN; lo más espantoso de todo es tener conciencia de que esos horrores transcurren en Cuba con la impunidad de tanto mundo a quien dejamos seguir llamándose Izquierda. En las noches, si nos callásemos todos los que vivimos alrededor de ese círculo de muerte caribeña, podríamos quizás escuchar el ulular de tantas víctimas abusadas en el infierno de Fidel Castro.

mayo 18, 2008 - Posted by | Archivo/ARTICULOS

Aún no hay comentarios.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: