Letras y alternativas

https://napoleon03.wordpress.com/

7 de diciembre en La Habana

7 de diciembre en La Habana
Celso Ferreiro

Hoy, 7 de diciembre, se cumplen cien años del Himno Gallego, compuesto en La Habana por el vate coruñés Eduardo Pondal. Para conmemorar tan señalada efemérides, viajará hasta la capital cubana el titular de la Xunta, acompañado de varios miembros de la Mesa del Parlamento y otras representaciones. El acontecimiento, que a primera vista se encuadra en lo políticamente correcto, invita, sin embargo, a la reflexión y suscita dudas por sus aristas.

En 1959, con la llegada de Fidel Castro al poder, el Gran Teatro Tacón y el Pazo social, sede del Centro Gallego, propiedades de nuestra colectividad, fueron confiscados por el gobierno revolucionario. El Gran Teatro Tacón se llama en la actualidad Teatro Nacional García Lorca, y es la sede del Ballet de Alicia Alonso. El Centro Gallego, monumento nacional construido con piedra llevada desde las canteras de Parga (Lugo), pertenece ahora al llamado Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos. La Xunta conoce estos antecedentes y también los avatares que ensombrecen la vida de nuestros hermanos en la isla, abrumados por la precariedad de los desafíos que, sin darse cuenta, han asumido desde hace medio siglo como una tragedia personal. Insistimos, nuestro Gobierno autonómico debe considerar cuánto ensombrece la política nacional y, en el área internacional, el contencioso con Venezuela, que afectan directamente a Galicia. Estos hechos no carecen de consecuencias -el vicepresidente Carlos Lage acaba de manifestar que Cuba tiene dos presidentes: Fidel y Chávez– porque no vivimos en la civilización del vacío. Conmemorar el centenario del Himno Gallego debe ser un acto reivindicativo. El acontecimiento tiene lugar en territorio ocupado, en un país donde no se celebran elecciones democráticas desde hace medio siglo y serán testigos quienes militan entre los defensores de la libertad y de los derechos humanos. Todo, menos un acto de impremeditación seductora.

————–

Con ése título conferido al artículo arriba, se responden todas las diatribas, especulaciones, el ir y venir de mensajería, y demás avatares provocados por la sumisión de altas personalidades que el gobierno castrista acaba de purgar de su seno en un intento de insertar la monarquía hereditaria cubana, en los predios de la democracia occidental. El colmo de los mea culpa protagonizados por Carlos Lage y Felipe P. Roque, plegándose a las plantas de la generación barbada de los Castro, escandaliza a la opinión mundial, y mientras el epígrafe signado por la Xunta de Galicia en la persona de Celso Ferreiro, trae a mientes la fecha de muerte de uno de los próceres independentistas más preclaros en el acervo cultural de la humanidad, como para su enterramiento definitivo en la voz de Carlos Lage en el 2007 plegándose –valga la redundancia– a su vez a una potencia extranjera, de la Venezuela incauta; ocurre pues que aquel entreguismo lo ignoran los más de los analistas del caso cubano, en estos momentos. Las payaserías del presidente venezolano César Chávez, van decreciendo en comicidad en la medida en que “su” petróleo se va devaluando. Si Lage y Roque fueron los únicos que se quedaron con las camionetas hummers fabricadas en el norte brutal, “regaladas” por aquel títere a varios militares en Cuba, a diferencia de los demás que las entregaron al gobierno cubano, este argumento es sobrado pretexto para convertirles en chivos expiatorios de la defenestración actual, mientras pudieren servir para la imagen ante el mundo de “oposición admitida” en la geografía cubana.

Es necesario distanciarse un poco –no mucho– del Chávez que monta maromas ante cámaras de TV; por lo menos hace falta aparentarlo ante el mundo, y ante la teleaudiencia en Cuba que  no entiende que semejante versión de espantajo, en pleno siglo XXI haya coartado la libertad de un país, cuando a Cuba la doblegaron en los principios con todas las solemnes patrioterías que sabemos se gastó el anti-cristo barbado.

Pues, el actual monarca cubano necesita mandarle el mensaje a todos y cada uno de los factores que almacena el mundo, de que él está en plena autoridad y control. ¿Cómo es posible que en época en que ni xuntas ni nadie admite la alevosía del robo consuetudinario del estado cubano, cuando la estentórea entrega de la soberanía cubana por parte de los labios de Lage, sangra entre las venas abiertas de la psicología populista de los aliados latinoamericanos del castrismo, no se percaten los analistas de las razones para la pataleta que lleva y trae a la comunidad cubana?

napoleon03.wordpress.com

marzo 7, 2009 - Posted by | Otros autores

1 comentario »

  1. Que bien…escribes muy bien y ademas te ves muy bien…
    me gusto saber que eres de los mios..

    abrazito pero grande

    Comentario por cubabella09 | marzo 10, 2009


Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: