Letras y alternativas

https://napoleon03.wordpress.com/

Efectos colaterales al sur de la espalda

Aunque apenas son nueve años los que me separan de Gorki Aguila, el célebre expositor de música Punk rock a quien el régimen castro-cubano permitiera una visita a México; aunque mis definiciones culturales en Camagüey nunca se compenetraren con las de este artista, no puedo menos que rendirle pleitesía en momentos en que lo descalifica Juan Formell, uno de los representantes más acérrimos que ha tenido la prolongada tiranía de La Habana.

A diferencia de un arte que se consagró en la adulonería, cuando el antojo de la Zafra de los Diez Millones transpiraba por todas las vértebras sociales y era evidente su fracaso, éste personaje inducía en provincias a apagar el televisor con sus gimoteos “van van”, dando por sentado que el régimen lograría aquellas toneladas de azúcar. Padecemos el recuerdo de aquella época por causa del nombre entrecomillado que se le consiguió a su grupo musical.

Pueden contarse con los dedos de una mano los representantes culturales del régimen político, que resultaren más despreciables ante la psicología popular, que el JF. Desde todas las comodidades proporcionadas por el sistema, hoy regresa para agregarse a las disposiciones oficiales en contra de una reclamada participación de Gorki en un Concierto por la Paz elucubrado por él, un reducido grupo de artistas favorecidos por el castrato, y un Juanes, uno sólo, procedente de Colombia. Se hace menester, desde la perspectiva del primer Juan, menoscabar los valores artísticos de Gorki, asunto que recoge la prensa del día, porque éste ha tenido el coraje de enfrentarse al sistema que lo plegó a él en la posición más vergonzosa, porque la insistencia de la mayoría en recordarle que existen seres que le hacen contraparte moral, es algo abrumador.

No le abundan los héroes al mundo; ya lo he dicho en varias ocasiones; la historia se mueve en los hombros de unos pocos, y ningún artista dentro de Cuba ha sabido confrontar al régimen medieval de la dinastía Castro, en los términos empleados por Gorki Aguila.

Debe existir el dolor, allá, en el fondo de la “siquitrilla” de ese alguien que ha llevado la vida sin decoro; podrían padecerse decenas de defectos, aunque el de peor carga sea la falta de coraje para defender la libertad, el más inherente a los instintos y la sobrevivencia. Debe ocurrir lo mismo con quien no sepa defenderla en su país y pretenda interesarse por Cuba, lugar desde donde se han proveído las fuerzas que han llevado el caos a la tierra de origen. En este punto, la calaña del Formell se ha juntado a la del Juanes.


napoleon03.wordpress.com

septiembre 2, 2009 - Posted by | Archivo/ARTICULOS

Aún no hay comentarios.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: