Letras y alternativas

https://napoleon03.wordpress.com/

Yoani Sánchez golpeada por la seguridad del Estado.

Yoani Sánchez golpeada por la seguridad del Estado

 

Por Juan Tamayo

jtamayo@elnuevoherald.com

LA HABANA — Yoani Sánchez fue detenida y golpeada el viernes junto con otro bloguero cubano por presuntos agentes de la Seguridad del Estado vestidos de civil, cuando se dirigían a participar en una marcha pacífica en La Habana, afirmó Sánchez a El Nuevo Herald.

“No hay sangre. [Hay] moretones, golpes, pelos arrancados, piñazos a la cabeza, riñones, rodilla y pecho”, indicó la bloguera poco después de que ella y Orlando Luis Pardo fueran liberados. “En fin, violencia profesional”.

“Yo, que soy una persona de pacifismo verbal, estoy sacudida ante la violencia, porque la violencia enmudece a cualquiera”, precisó Sánchez por teléfono después del incidente que duró unos 20 minutos.

Sánchez, la bloguera cubana más conocida dentro y fuera de la isla, relató que ella, Pardo, la bloguera Claudia Cadelo y una amiga iban a participar en una “marcha en contra de la violencia” programada por jóvenes músicos cuando fueron interceptados por presuntos agentes de la Seguridad.

“Estábamos casi llegando cuando fuimos interceptados por tres hombres en un auto con placas particulares que nos ordenaron montarnos”, indicó Sánchez. “Nos rehusamos. Yo no sabía si ellos eran secuestradores o qué. Y subió el tono de la violencia por parte de ellos”.

Sánchez contó que estaban cerca del hospital Calixto García, en el Vedado, cuando fue ‘‘arrastrada hacia el vehículo y tirada de cabeza adentro”.

“Nos aplicaron llaves de judo o karate y siguieron lloviendo los golpes y piñazos”, amplió.

Durante el ataque, añadió Sánchez, ella logró quitarle un papel que tenía uno de los hombres en su bolsillo, y se lo metió en la boca.

“No sé, era como para decirle: ‘Yo tengo algo tuyo’ ”, afirmó. “El papel contiene un nombre de una persona y un número de teléfono”.

“Se puso todavía más furioso, y más golpes”, destacó.

Después de unos 20 minutos en marcha, el vehículo se detuvo en una zona lejos de donde habían sido interceptados.

“Y fuimos violentamente tirados en la calle”, subrayó.

Poco después se encontró de nuevo con Cadelo y la amiga, que le dijeron que habían sido llevados en otro automóvil a una estación de policía, pero con menos violencia, y allí habían sido liberadas.

La marcha, prevista para las 5:30 p.m. iba a ser “una marcha-performance pacífica, no de protesta ni de reclamación política”, coordinada por Luis Eligio, del grupo musical OMNI Zona Franca y los dos miembros del grupo rapero Los Aldeanos, según el blog Penúltimos Días.

Los manifestantes tenían planeado llevar unas pancartas de cartón con consignas como ‘‘Súmate”, “No más violencia” y “Por el futuro de nuestros hijos”, según Penúltimos Días, en una caminata de varias cuadras cerca del cine Yara, en 23 y L.

“Son rostros muy nuevos y [de] una ingenuidad pasmosa”, según el sitio, y agregó que los organizadores habían hecho una práctica previa en el Parque Dimitrov de Paseo y 23 que incluyó “ejercicios de confraternización de grupo [varios de los participantes se llaman hermanos entre sí] y teatro grupal”.

Al preguntarle si pensaba que la detención estaba concebida para evitar que participara en la marcha, Sánchez respondió: “Evidentemente. Todo lo demás sería especulaciones”.

La marcha, que según Penúltimos Días contó con unas 200 personas, fue la segunda demostración en La Habana en las últimas tres semanas por parte de jóvenes cubanos generalmente críticos del sistema comunista que rige en la isla.

El 20 de octubre, más de 10 blogueros en Cuba y unos 100 sitios en internet montaron una “protesta virtual”, usando Tweets, mensajes de texto en teléfonos celulares y posts en blogs reclamando desde “libertad” hasta la liberación de los presos políticos.

noviembre 7, 2009 - Posted by | Otros autores

1 comentario »

  1. YOANI SANCHEZ Y EL OJO QUE TODO LO VE …

    YOANI SANCHEZ : La culpa de la víctima
    Por Yoani Sánchez
    GENERACION Y

    Después de una agresión, hay ciertos miopes que culpan a la propia víctima por lo ocurrido. Si es una mujer que ha sido violada, alguien explica que su falda era muy corta o que se contoneaba con provocación. Si se trata de un asalto, los hay que sacan a relucir el llamativo bolso o los brillantes aretes que despertaron la codicia del delincuente. En caso de que se haya sido objeto de la represión política, entonces no faltar´n quienes aleguen que la imprudencia ha sido la causante de tan “enérgica” respuesta. La víctima se siente -ante actitudes así- doblemente agredida.

    Las decenas de ojos que vieron como a Orlando y a mí nos metieron a golpes en un auto, preferirían no testificar, sumándose así al bando del criminal.

    El doctor que no levanta un acta de maltratos físicos porque ya ha sido advertido de que en este “caso” no debe quedar ningún documento probando las lesiones recibidas, está violando el juramento de Hipócrates y haciendo un guiño cómplice al culpable. A quienes les parece que debería haber más moretones y hasta fracturas para empezar a sentir compasión por el atacado, no sólo están cuantificando el dolor, sino que le están diciendo al agresor: “tienes que dejar más señales, tienes que ser más enérgico”.

    Tampoco faltan los que siempre van a alegar que la propia víctima se autoinfligió las heridas, los que no quieren escuchar el grito o el lamento a su lado, pero lo resaltan y lo publican cuando ocurre a miles de kilómetros, bajo otra ideología, bajo otro gobierno. Son los mismos descreídos a los que les parece que la UMAP fue un divertido campamento para combinar la preparación militar y el trabajo en el campo. Esos que aún siguen creyendo que haber fusilado a tres hombres está justificado si de preservar el socialismo se trata y que cuando alguien golpea a un inconforme, es porque este último se lo buscó con sus críticas. Los eternos justificadores de la violencia no se convencen ante ninguna evidencia, ni siquiera ante las breves siglas E.P.D. sobre un mármol blanco. Para ellos, la víctima es la causante y el agresor un mero ejecutor de una lección debida, un simple corregidor de nuestras desviaciones.

    Breve parte médico:

    Estoy superando las lesiones físicas derivadas del secuestro del viernes pasado. Los moretones van cediendo y ahora mismo lo que más me molesta es un dolor punzante en la zona lumbar que me obliga a usar una muleta. Anoche fui al policlínico y me han puesto un tratamiento contra el dolor y la inflamación. Nada que mi juventud y mi buena salud no puedan superar. Afortunadamente, el golpe que me di cuando pusieron mi cara contra el piso del auto no ha afectado mi ojo, sino solamente el pómulo y las cejas. Espero estar recuperada en pocos días.

    Gracias a los amigos y familiares que me han atendido y apoyado, se están desvaneciendo incluso las secuelas psíquicas, que son las más difíciles. Orlando y Claudia todavía están bajo el shock, pero son increíblemente fuertes y también lo lograrán. Ya hemos empezado a sonreír, que es la mejor medicina contra el maltrato. La terapia principal sigue siendo para mí este blog y los miles de temas que todavía me quedan por tocar en él.

    (Nota del editor: post dictado por teléfono)
    EXTRAIDO DE: http://www.elnuevoherald.com/noticias/america_latina/cuba/story/585210.html

    Comentario por napoleon03 | noviembre 12, 2009


Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: