Letras y alternativas

https://napoleon03.wordpress.com/

¿Cuánta verdad crees tener en el tema de hoy?



La verdad es escurridiza, ayer hiciste uso de la fracción que te correspondía; te acercaste a la manifestación catorce sobre uno de los temas del día, y hoy has de regresar a hacer enmiendas. La matemática reina sobre los absolutos, pero has de revisar tu opinión con la misma constancia que las respuestas invaden un “post” cibernético; el “denominador común”, la esencia del tema a que se acoge la mayoría, puede resultar vapuleada por quienes la defienden, o peor aún, manipulada por sus opositores, en una babel inacabable. Se acabaron los tiempos en que los cánones eran administrados por la fuerza del poder; y cada quien que se entera de su derecho a una parte de la verdad, lo ejerce. Circula la información a mejor velocidad que cualquiera de las necesidades elementales, y si revisas lo que escribiste en la posición veintitrés ese día de ayer, después que te vetaren tres personas, te tradujeren cuatro, o asumieren tu posición otras cinco, podrías percatarte de que tu ración de verdad habría transmutado, evolucionado o caducado; en el mejor de los casos ya no podrías estar muy seguro de seguir atado a aquel que opinare en la posición catorce. Nadie es dueño de la verdad absoluta, y para ser consecuentes con la parte que nos corresponde, es menester regresar sobre lo dicho, volver a pensar, enmendar.

¿A cuántas confusiones se ha de someter el individuo una vez que alcanza su libertad de pensar y opinar? Podrían ser muchas más que las que concibes hasta el día de hoy, pero el sacro ejercicio de esas libertades es insuperable, máxime para las generaciones de cubanos que padecieron la carencia de aquellos valores en la isla caribe; y tendrías que escucharnos en nuestra irrefrenable necesidad de expresarnos, aunque para ello contiendan las faltas de ortografía, enfoques nacionalistas, actitudes emocionales y las digresiones mentales.

Lo curioso del fenómeno bloguero en la actualidad, es el tratar de allegar a los demás, a los puntos perspectivos que cualesquier diletante pretende diseñar para el resto. Más curiosa resulta la resistencia instintiva del común de las personas, cuando sienten que se las quiere llevar a otros rediles; ya nadie soporta la presión de los absolutos, más allá de yerros o aciertos.

¿Cómo podrías aspirar a direccionar al grupo hacia el camino que elegiste? No importa cuántos recursos del lenguaje emplees para manipular al resto, ni la psicología de masas; cada individuo se nutre de muchos factores que conforman su carácter e idiosincracia, en interacción constante con el espacio exterior. Por suerte existe el “denominador común” que junta a quienes combaten el cáncer, la sequía, el abuso contra los animales, las tiranías, etc; los que conformamos el más complicado de los grupos, éste último, nos debatimos, nos atomizamos en setenta mil tendencias de opinión. Ocurre, en el caso que concierne a los cubanos, que al patriota del día te lo compara con un “peo embotellado” quien un día antes asumiera aquella posición catorce que refiero arriba; tus puntos de vista podrían disentir con quienes te instan a “no romper el hilo de Ariadna que te ata a Cuba“, si sospechas anuncio turístico en la oración o su contexto; y según soplare el viento, detectarías un “aspirante a Disidente en Jefe” tras cada punto y aparte o movimiento de influencias. Del creador de enunciados, habrías de sentir que nos resumimos en un “todos contra todos”, aunque debas recibir asistencia de tu instinto para sobrevivir al caos, al todo, “menos al enunciante”. Con todas estas y otras eventualidades se ha de vivir, mientras cada quien pueda erigirse en celador de sus puntos de vista, sin necesidad de abrazarse a ciegas a los ajenos.

El ser humano es el ser vivo que ha demostrado mejores capacidades de sobrevivencia quizás; aprender el acceso al propio espacio vital sin menoscabar el que corresponde al resto, debiera ser siempre prioritario. Usted podrá ir percatándose de todos los vaivenes a que está sometida la verdad, la que en sí misma está fragmentada en tantos pedazos, como opinantes le surjan, o usted le reconozca.

Todos los comentarios facebook, en Napoleón Lizardo

marzo 7, 2010 - Posted by | Archivo/ARTICULOS

Aún no hay comentarios.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: