Ítaca en mis sentidos

«¿El Ex-Presidente Obama, cometió errores con la tiranía castro-cubana? ¿Por qué Trump no los corrige de verdad, de raiz? LA TRAGEDIA CUBANA SE RESUME EN LA FRASE 'VAE VICTIS'» Napoleón Lizardo

Reina Luisa Tamayo Danger, más allá de la leyenda Grajales

https://i0.wp.com/2.bp.blogspot.com/_Vtmqy94URdA/SB0CDZddVJI/AAAAAAAABjM/2Uw6iEqnw_g/s320/Reina+Luisa+Tamayo.jpg


¡Cuánta lucidez para sobrevivir al crimen! Ella, una de las Damas de Blanco cubanas, enfrentada a una dinastía negada a desaparecer, Reina Luisa Tamayo Danger, a quien le asesinaron al hijo en uno de los juicios de la historia contemporánea, sometida a todo género de agresión psicológica y física, se yergue sobre sí misma, para superar la leyenda mambisa de una madre que enviara a sus hijos a la guerra contra el coloniaje español.

Reina Luisa no necesita del papel en días en que los hombres de letras y política deben leer sus propios discursos, es un torrente indetenible cuando el mundo le allega recursos para denunciar a la dictadura castro cubana y el atropello de que son víctimas quienes se atreven a enfrentarla. Ella no envía a ningún otro hijo al frente de combate; ella, con todas las limitaciones de su edad, se arroja a sí misma contra las huestes de la infamia, y a la chusma élite se le acaban las opciones frente a su dignidad.

Hay almas que deben partir a otras esferas o espacios, para permitir que otras se expandan en la dimensión que se les tenía reservadas; Reina Luisa va todos los días a la cama sin saber cuál otra orgía macabra podría esperarle a la puerta de su casa con cada amanecer. El régimen está improvisando en el uso de las fuerzas bajas que lo sostienen, y comete errores insalvables; el alcohol sufraga los ratos de estupor de aquella enfermera que apaleara a la Dama de Blanco; y los colores de la mañana siguiente confirman el predominio de la razón; ocurren las confesiones y el miedo pasa de unas, a otros.

Habría de carecer de gandingas, quien hoy o mañana se atreviese a mencionar a Mariana Grajales, pasando por alto el nombre de Reina Luisa; está aferrada la hermosa negra ante el altar de la historia; aún vive, no han podido arredrar su espíritu, y clama por los hombres, para que abandonen el robo y se ocupen de la patria; clama a las mujeres por una pausa al reggaeton y los coloretes, y se unjan a sí mismas.


https://napoleon03.wordpress.com/

Anuncios

abril 7, 2010 - Posted by | Archivo/ARTICULOS

Aún no hay comentarios.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: