Letras y alternativas

https://napoleon03.wordpress.com/

Obama, los Estefan y una tercera opinión.

No se recuperan muchas personas después del drama protagonizado por los Estefan en el sur floridano; ellos, un matrimonio que ascendió al parnaso artístico bajo realizaciones musicales, la lírica de un exilio que los aplaudió, logros multiplicados, empresa para la producción afín, toma y daca, dedicaciones mutuas, y el denominador común que los hace aún más célebres, los puntos perspectivos respecto del fenómeno castro cubano.

La opinión de nadie convence a nadie. La comunidad cubana sienta sus “trece”, y volarán semanas de controversia frente al mercado, la radio y los patios. Cuando la propaganda exportada de la isla irredenta, comenzaba a hacer mella en los espíritus pusilánimes, cuando se creía que la época de las marchas multitudinarias en Miami, habían pasado a mejor época, y uno de sus gestores republicanos se atrincheraba tras el micrófono; los Estefan convocaron en favor de las Damas de Blanco cubanas, y llegaron a reunir más de cien mil almas en la Calle Ocho; días después sirvieron de anfitriones para recibir al actual presidente norteamericano, y promover recaudación monetaria a favor del partido demócrata. El mundo sabe que Estados Unidos está viviendo uno de sus momentos más trascendentales de acuerdo a los cambios que se están estructurando, la situación actual es muy sensible, sus partidos élites enfrentados en cruentos debates, por lo que la familia Estefan no pudo escoger momento más álgido para los hechos descritos.

Los debates que sostiene la gente de pueblo han suscitado radicalizaciones -“¿más de las que existían?”, se preguntaría cualquiera en Suazilandia-; la facción republicana argumenta que aquella familia no se había declarado, antes de la Marcha Blanca, a favor de ningún partido, que ejecutaron un acto de traición, que es un error mostrar debilidades ante un partido que acopia procastristas en el Congreso, el cine y la vida social; un partido que habría cambiado la estrategia confrontacional con aquel régimen, etc; cada quien con su derecho a la opinión a favor o en contra de los hechos, aunque la mayoría coincida en que la manifestación fue un éxito independientemente de agendas previas o subsecuentes.

¿Quiénes habrían asistido al acto por la libertad de Cuba, si los Estefan hubieran anunciado sus intenciones de recaudación por el partido republicano? ¿Tenían derecho a involucrarse por aquel acto aún cuando se confirman apolíticos? ¿Fue una de las mejores estrategias del partido demócrata, para arrebatar influencias al partido republicano entre los cubanos? ¿Cuál mensaje se recibió en Cuba sobre esto? ¿Hasta dónde llegan los derechos de cada quién, cuando lo prioritario, la libertad de Cuba, se sigue posponiendo?

Hube de arribar tarde al mundo libre, y me sobran los amigos en ambas partes del caso. No sé hasta qué punto mi opinión pudiera servir, teniendo en cuenta que no pertenezco a ningún partido, y me cueste trabajo observar el conflicto desde la barrera. Nosotros somos quizás, muy proclives a seguir liderazgos -esta tesis se ha trabajado mucho, y quizás encuentre oídos gastados-; transcurrió algún tiempo desde que nos reunimos en magnitudes tales, y es posible que el entusiasmo por lo masivo, nos llevara a unos y a otros a deificar la imagen de los artistas, aferrados al vaticinio que nos aproximara otra vez al sueño libertario, sin recordar los setecientos engaños o triunfos de que hemos sido víctimas o actores. ¿Habremos aprendido la lección?

Nadie está exento de cometer errores, podríamos manifestar júbilo por cualesquier logro en los próximos días y años, sin aferrarnos a las imágenes, sin crearnos otros ídolos. Podríamos aprender a agradecer los actos para la consecusión del sueño de todos, sin necesidad de sublimar a las personas que lo promovieren. La historia contemporánea de la isla, se trastocó a causa de que se idealizaron personas que trajeron cambios en 1959; tendríamos necesidad de una vacuna que nos inmunizara contra la idolatría; no tenemos más culpa que otras culturas o pueblos en este respecto, sólo hemos cargado con la peor suerte.


https://napoleon03.wordpress.com/

abril 20, 2010 - Posted by | Obama-Estefans-Usted

Aún no hay comentarios.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: