Letras y alternativas

https://napoleon03.wordpress.com/

Cuba/Fraude al MEDICARE

Posibles agentes castristas lideran lista de más buscados por fraudes al Medicare

[LEA MAS SOBRE TEMAS AFINES, DEBAJO, EN COMENTARIOS]
fraude
Estos estafadores de Medicare viven hoy en Cuba libremente, disfrutando de parte del dinero robado a los contribuyentes norteamericanos
Tres hermanos de Miami, de ascendencia cubana, son los fugitivos más buscados por estafas a la atención de salud en los Estados Unidos, de acuerdo con la primera lista sobre el particular publicada el jueves por las autoridades federales.

Carlos, Luis y José Benítez fueron acusados en el 2008 de crear clínicas falsas y estafar al Medicare con $ 119 millones de costosos medicamentos contra el VIH que nunca recibieron los pacientes. Los hermanos compraron hoteles, helicópteros, barcos e incluso un parque acuático con su botín antes de huir a Cuba, dijeron las autoridades. Los hermanos Benítez han sido acusados de servir al régimen cubano y de cumplir indicaciones dictadas desde La Habana con el objetivo de crear daños al sistema de salud de los Estados Unidos. Estas acusaciones no han podido ser probadas, pero sii se ha comprobado que los hermanos Benítez viven en Cuba libremente y con muchas comodidades.

Funcionarios del Departamento de Salud y el inspector general de Human Services dijeron que los 10 sospechosos han costado a los contribuyentes más de $ 124 millones. Las autoridades están buscando a más de 170 fugitivos acusados de fraude a la atención médica.

Otros sospechosos incluyen a Nwafor Leonard, quien estafó a Medicare con $ 1.1 millones en una estafa de equipos médicos en California, y Susan Bendigo, que supuestamente facturó al programa de Medicaid de California 17.100.000 dólares para el envío de personal de enfermería sin licencia para el tratamiento de los pacientes.

Las autoridades esperan que la nueva lista, que incluye un sitio web con fotos de los sospechosos, conducirá a las personas a llamar para entregar información sobre los sospechosos.

Los contribuyentes deben absorber entre $ 60 a 90 mil millones de dólares por los costos de fraudes a Medicare cada año.

“El público tiene una participación en la lucha contra el fraude, el desperdicio y el abuso”, dijo el inspector general Daniel R. Levinson.

El fraude al Medicare se ha transformado en sofisticadas redes de médicos, pacientes y reclutadores de pacientes. Los delitos han pasado de equipo médico y medicamentos de infusión a los abusos en la atención de salud en el hogar y servicios de salud mental.

Las autoridades federales han establecido equipos de oficiales de policía y fiscales en los puntos calientes de fraude en todo el país, incluyendo Miami, Houston, Detroit, Brooklyn y Los Angeles.

——————————————————————————————-

Fraude al Medicare deja de ser un delito sin rostro

Por RICARDO A. ZALDIVAR / AP

WASHINGTON

El fraude a los programas de cuidado médico solía ser un delito sin rostro… hasta ahora.

Los fraudes perpetrados con el sistema de seguro médico de los jubilados, Medicare, y el de los pobres, Medicaid, cuesta a los contribuyentes más de $60,000 millones anuales, pero el atracador medio de un banco seguramente recibe más atención de los órganos de seguridad del estado. Solicitar la ayuda pública para capturar a más de 170 fugitivos el gobierno ha creado una nueva lista de los más buscados en este campo del delito, con su propia página de internet.

Entre los integrantes de la nueva lista figura Leonard Nwafor, convicto hace un par de años en Los Angeles de cobrar a Medicare más de un millón de dólares por la venta de sillas de ruedas motorizadas que los beneficiarios no necesitaban. Uno de los que recibió una silla de ruedas era un ciego que posteriormente declaró que no podía ver para manejarla.

Ante la posibilidad de terminar en una prisión federal, Nwafor desapareció antes de ser sentenciado.

“Buscamos nuevas formas para atrapar a estos prófugos”, dijo Gerald Roy, subinspector general de investigaciones del Departamento de Salud y Recursos Humanos. ‘‘Si alguien entra en un banco y roba $3,000 o $4,000, saldría en todos los periódicos. Esa gente logra hacerlo desde una posición mucho menos relevante, pero siguen teniendo un tremendo impacto”.

Pese a que las sillas de ruedas motorizadas oscilan entre los $1,000 y los $7,000 cada una, la trama de Nawfor era de las más bajas en comparación de otros delincuentes que encabezan la lista de más buscados.

Las hermanas Clara y Caridad Guilarte presuntamente cobraron $9 millones a Medicare en facturas falsas y fraudulentas por costosos fármacos que nunca fueron suministrados a los pacientes. Fueron acusadas de ofrecer dinero y otras recompensas a los beneficiarios para que visitaran su clínica en Dearborn, Michigan, donde firmaban formularios estipulando los servicios recibidos, pero que nunca obtuvieron.

Un presunto cómplice fue detenido recientemente en la República Dominicana, pero las hermanas siguen prófugas.

Otra prófuga, Susan Bendigo, es acusada de cobrar al programa Medicaid de California $17 millones en cuidados con enfermeras, gran parte por personal que carecía de las necesarias licencias.

Read more: http://www.elnuevoherald.com/2011/02/05/882003/fraude-al-medicare-deja-de-ser.html#ixzz1DJpJ5sr0
 

febrero 8, 2011 - Posted by | Cuba/Fraude al MEDICARE

3 comentarios »

  1. Drama durante sentencia por fraude a la Salud
    CMARBIN@MIAMIHERALD.COM

    Arturo Godínez, convicto de conspiración para vender medicamentos falsos y diluidos a pacientes incautos, pidió clemencia el miércoles en la audiencia en que lo sentenciaron.

    “Esta ha sido una pesadilla absoluta en nuestra familia”, declaró su mujer. “Mis hijos lo extrañan”.

    Los medicamentos nunca le hicieron daño a nadie, dijo su abogado defensor.

    Cuando el juez dio nueve años de cárcel a Godínez, su abogado defensor pidió que lo pusieran en libertad bajo fianza hasta que se procese su apelación.

    Cuidado con eso, afirmó el fiscal. Luego de ser convicto –mientras esperaba la sentencia en la cárcel– Godínez cometió un delito más: animó a una empleada a que se dedicara al “trueque de pacientes”, aseguró el fiscal. El trueque de pacientes consiste en pagar o recibir sobornos por referir pacientes a programas de servicios de salud.

    ¿Cómo lo sabía el fiscal? Porque fue grabado.

    En la cárcel, Godínez participó en una llamada en conferencia con su esposa y una empleada, y dijo a esta última que trocara pacientes, afirmó el fiscal.

    La llamada, sin que lo supieran Godínez y los demás, fue grabada por la Cárcel del Condado Broward.

    Oscar Gelpi, fiscal adjunto estatal, puso la grabación después de que la empleada, Yona Montero, intervino a favor de Godínez.

    A Montero, directora de mercadeo de Grand Court Lakes, un asilo de vivienda asistida (ALF) que había sido propiedad de Godínez, esto la tomó por sorpresa. Antes de sacar la grabación, el fiscal preguntó a Montero repetidas veces si ella había tenido una conversación con Godínez y su esposa, Judith, sobre hablar con un amigo, Jimmy, sobre referir pacientes al ALF para que se hicieran residentes del mismo. Jimmy, dijo Montero, trabaja en una agencia de servicios de salud en el hogar.

    “¿Ustedes hacen canjes con otros proveedores?”, preguntó Gelpi. “¿Les mandamos pacientes si ustedes nos mandan pacientes?”

    “No, en absoluto”, respondió Montero. “Eso está en contra de la ley”.

    “¿A eso le dicen trueque de pacientes?”, preguntó Gelpi.

    “No sé cómo se llama”, respondió Montero. “Eso me es ajeno”.

    “¿Se dedica Arturo al trueque de pacientes?”

    “No, que yo sepa. No”.

    “¿Ustedes nunca han tenido una conversación sobre eso?”

    “No”.

    Gelpi preguntó a Montero si recordaba haber tenido una conversación telefónica con Godínez el 11 de noviembre a las 12:40 a.m. sobre establecer un arreglo de remisiones con Jimmy. En la conversación, indicó el fiscal, Montero dijo a Godínez que ella había remitido a tres o cuatro pacientes a su negocio. “Arturo dice: ‘Eso tiene que ser recíproco’”, agregó el fiscal.

    Pero Montero dijo que ella no recordaba semejante conversación. Aseguró no creer que eso hubiera ocurrido.

    Déjeme ponerle una grabación, dijo el fiscal. La bocina de una computadora laptop no funcionó, de modo que Montero tuvo que sujetar la laptop que contenía la grabación junto a su oído. Luego de escucharla, Montero siguió afirmando que ella no tenía un “recuerdo preciso” de la llamada e insistió que el fiscal no entendía lo que ellos estaban hablando.

    “No se trata de remitir pacientes”, dijo. “Se trata de ayudarnos unos a otros. En esta industria, nosotros nos ayudamos unos a otros… No es como usted lo describe, señor Gelpi. Usted lo hace sonar como si fuera…”

    “Trueque de pacientes”, afirmó el fiscal, terminando la oración. La práctica es un delito bajo las leyes tanto estatales como federales.

    El juez de circuito de Broward Jeffrey R. Levenson envió a Godínez de regreso a la cárcel, y dio plazo a sus abogados, Howard Srebnick y Marcos Beaton, hasta el jueves para que escuchen la grabación y preparen una defensa.

    Godínez, quien fue propietario de dos de las mayores ALF del sur de la Florida hasta noviembre, fue hallado culpable el 31 de octubre por un jurado de Broward de extorsión, conspiración y participación en un plan organizado de estafa.

    Tanto Godínez como otro hombre, Joel de la Osa –quien fue condenado a 16 años– fueron convictos de tres cargos surgidos de lo que la fiscalía llamó una extendida conspiración para vender medicamentos falsificados, robados y reetiquetados a farmacias y consumidores incautos. La banda, dijo Gelpi, ganó alrededor de $50 millones.

    En la audiencia del miércoles, la esposa de Godínez y otros testigos lo describieron como un padre y esposo amante que daba contribuciones a su iglesia y siempre ayudaba a sus amigos. Godínez se ocupaba mucho de los residentes de sus ALF, aseguró un testigo, porque él tuvo una relación fuerte y prolongada con su abuela.

    La sala del juez Levenson estaba repleta –algunos de los partidarios de Godínez tuvieron que sentarse en el banquillo del jurado–, atestado de familiares y amigos, muchos de los cuales testificaron antes de que se dictara sentencia sobre sus virtudes, compasión e integridad.

    Gelpi sugirió, sin embargo, que Godínez no podía culpar a nadie de las tribulaciones de su familia sino a sí mismo.

    “Todo el dolor, la angustia y el sufrimiento que ha padecido su familia, y que está padeciendo, se debe a las acciones del señor Godínez”, subrayó el fiscal. “Esto es algo que es su propia culpa, y que él debía haber considerado y tenido en cuenta todos los años que estuvo involucrado en actividades delictivas”.

    Tomado de El Nuevo Herald 12.15.11
    [@napoleonlizardo]

    Comentario por napoleon03 | diciembre 15, 2011

  2. […] Las Damas de Blanco marchan por La Habana/Conozca aún más, en Historiografía del relajo cubano. […]

    Pingback por Cuba/RELAJO “VIGUETA” « Letras alternativas | diciembre 16, 2011

  3. LOS OSCUROS CAMINOS DE LA MEDICINA EN MIAMI

    Una legión de médicos, enfermeros y farmacéuticos licenciados, o no, prestan servicios a quienes no tienen los medios para ser atendidos “legalmente”

    REPORTAJE | 11 de julio de 2015
    Hay médicos que ejercen su profesión clandestinamente y viven en la mirilla de la Policía. (CORTESÍA)

    MIAMI.-RUI FERREIRA

    Especial

    Una de estas mañanas, una docena de personas hace fila delante de una pequeña clínica ubicada en el suroeste de Miami. El grupo es sólo la punta del iceberg de una industria oculta que muchos no quieren ver. Una industria cuya única preocupación es atender a los enfermos, sin prestar atención a sus documentos.

    Cuando la clínica abre sus puertas, la fila desaparece lentamente y para los pacientes comienza la larga espera para ser vistos por un médico o una enfermera que les hará los análisis requeridos.

    Mientras tanto, los necesitados pasan las horas conversando, hablando de sus vicisitudes, las preocupaciones y las alegrías. De esta manera, cada uno de ellos pasa el tiempo, entretanto recuerdan cómo llegaron a Estados Unidos, los demonios que enfrentaron para cruzar el desierto fronterizo o los tiburones que acecharon las frágiles embarcaciones con que se atrevieron a escapar de una vida miserable para luego tal vez afrontar un futuro peor. Y descubren que tienen algo en común. Todos son personas sin seguro médico o inmigrantes sin papeles que piensan que no pueden acceder a ello.

    Es un ejército de necesitados que se mueve discretamente todos los días por el mundo subterráneo de Miami y que, como todo ser humano, también se enferman.

    “Yo no tengo otra alternativa. Mi patrón no nos paga seguro médico. Yo trabajo medio tiempo y me duele mucho la espalda. Tengo que atender a mi niña”, explicó Mariana, una hondureña, que no quiere dar su nombre, pese a que tiene los papeles en regla.

    Ella acude a esta clínica porque los precios son más baratos. Los dueños saben que existe toda una clientela de bajos recursos que está dispuesta a pagar algo. La primera consulta cuesta 40 dólares y baja de inmediato a 25 en la segunda, la tercera y así sucesivamente. Un paquete de análisis cuesta poco más de 100 dólares, mientras en otros lugares, destinados para gente con seguro, el precio podría triplicar.

    Los médicos no son ilegales. Por el contrario, disponen de licencia médica para ejercer en la Florida pero se cubren las espaldas.

    Carlos, que tampoco quiere dar su verdadero nombre, es uno de esos médicos y afirma que presta todo el tratamiento posible. “Yo no hago preguntas. No me interesa quien tiene seguro o no, o si es un indocumentado. Los atiendo a todos como un paciente normal”, explicó el galeno de origen mexicano que tardó cuatro años en lograr la licencia para ejercer su profesión.

    Médicos clandestinos

    Pero también hay necesitados que son inmigrantes sin papeles. Médicos que ejercen su profesión clandestinamente y viven en la mirilla de la Policía. Casi siempre son médicos especializados, dentistas o ginecólogos, que han emigrado y no han logrado obtener un permiso de trabajo como médicos especializados. A los indocumentados y personas sin seguro médico no les importa que no dispongan de un permiso oficial. Casi siempre llegan a ellos recomendados por otros pacientes y se dejan atender sin grandes garantías porque es más barato. Pero es peligroso. El año pasado la Policía de la ciudad de Hialeah arrestó a dos médicos clandestinos que realizaron abortos sin disponer de la tecnología apropiada.

    Este tipo de consultorios suelen existir dentro de residencias privadas. En un caso, el consultorio improvisado es atendido por un inmigrante que no dispone de licencia médica pero se ha graduado en su país natal y es reconocido allá. Tiene una clientela fija porque sus precios son muy asequibles. Y los hay de todos tipos, médicos generales, cardiólogos, especialistas renales, de las vías digestivas… es solo buscar, que se encuentra.

    Medicamentos más baratos

    Pero alrededor de toda esta industria subterránea hay otra. Son las farmacias que venden medicamentos sin receta médica, muchas veces fabricados en otros países y traídos ilegalmente a Estados Unidos. La aduana en Miami está muy atenta a todo este trasiego, pero es imposible dar con todos los contrabandistas. Además, para la Policía es muy difícil demostrar que las medicinas son vendidas clandestinamente y sin receta.

    Como en las clínicas los precios son más baratos. Un ansiolítico o una pastilla para un dolor fuerte de espalda pueden costar unos 10 dólares en una farmacia regular. En las clandestinas se compra un ansiolítico mexicano por mitad del precio y el efecto es igual. Como siempre, la transacción es discreta. “Vengo de parte del doctor tal”, dice el cliente. “Sí, lo sé. Esto es lo que quiere, es tanto…”. Gracias y adiós.

    En el fondo, todo esto se debe a que los seguros de salud son muy caros. Realmente un inmigrante indocumentado puede acceder a un seguro de salud si tiene dinero para hacerlo. Nadie en el sistema de salud le puede preguntar sobre su situación migratoria. Pero muchos tienen miedo, ignoran este detalle o sencillamente no tienen dinero.

    http://www.diariolasamericas.com/4842_locales/3216017_los-oscuros-caminos-de-la-medicina-en-miami.html

    Comentario por napoleon03 | julio 18, 2015


Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: