Letras y alternativas

https://napoleon03.wordpress.com/

Nuevas reglas vaticanas contra el abuso sexual de menores.

Causas de pedofilia / Disposiciones de Benedicto XVI

Nuevas reglas vaticanas contra el abuso sexual de menores

Buscan prevenir delitos y colaborar con las víctimas y con las autoridades civiles

Martes 17 de mayo de 2011 | Publicado en edición impresa

Nuevas reglas vaticanas contra el abuso sexual de menores

Benedicto XVI recibió a víctimas de abusos en sus viajes. Foto Archivo

Elisabetta Piqué
Corresponsal en Italia

ROMA.- En un nuevo esfuerzo para demostrar que la lucha contra el abuso sexual de menores por parte del clero es una de sus grandes prioridades, el Vaticano les pidió ayer a las conferencias episcopales del mundo que preparen para mayo de 2012 un documento con las “líneas guía” para que cada episcopado tenga un procedimiento claro para manejarse de manera apropiada en este tema en sintonía con la Santa Sede. “Esto demuestra cómo el Vaticano ha tomado en serio el asunto”, comentó el vocero de la Santa Sede, padre Federico Lombardi.

Acusado de encubrimiento por diversas agrupaciones de víctimas y golpeado por el escándalo por abusos de menores por parte del clero que manchó la imagen de la Iglesia Católica, el año pasado el Vaticano dispuso una serie de medidas, en una renovada política de “tolerancia cero” impulsada por Benedicto XVI.

Con su visto bueno, la Congregación para la Doctrina de la Fe (CDF) -el dicasterio que se ocupa de este tema, encabezado por el cardenal norteamericano William Levada- difundió una “carta circular” con nuevas reglas de prevención, transparencia y colaboración con las autoridades civiles, a ser tomadas de guía o de base por las conferencias episcopales del mundo.

En rigor, la “carta circular” reiteró, explicando mejor y poniendo en contexto, las normas que ya había dispuesto el Vaticano después de una actualización, en julio de 2010. El documento destaca las importantes responsabilidades del obispo diocesano en el tema de los abusos de menores por parte del clero e insiste en la importancia de la cooperación con las autoridades civiles.

“El abuso sexual de menores no es sólo un delito canónico, sino también un crimen perseguido por la autoridad civil. Si bien las relaciones con la autoridad civil difieren en los diversos países, es importante cooperar en el ámbito de las respectivas competencias”, subraya el documento.

“En particular, sin prejuicio del foro interno o sacramental, siempre se siguen las prescripciones de las leyes civiles en lo referente a remitir los delitos a las legítimas autoridades. Naturalmente, esta colaboración no se refiere sólo a los casos de abuso sexual cometido por clérigos, sino también a aquellos casos de abuso en los que estuviera implicado el personal religioso o laico que coopera en las estructuras eclesiásticas”, agrega.

En este sentido, destaca que las “líneas guía” que deberán elaborar los diversos episcopados “deben tener en cuenta la legislación del Estado en el que la conferencia episcopal se encuentra, en particular en lo que se refiere a la eventual obligación de dar aviso a las autoridades civiles”.

Otra parte importante de la “carta circular” tiene que ver con las víctimas y con la atención que hay que brindarles. “La Iglesia, en la persona del obispo o de un delegado suyo, debe estar dispuesta a escuchar a las víctimas y a sus familiares y a esforzarse en asistirlos espiritual y psicológicamente”, indica, al recordar que en sus viajes Benedicto XVI se reunió con víctimas de abusos.

Insiste en la prevención del delito, recordando la importancia de la formación de futuros sacerdotes y religiosos, así como de programas educativos de prevención para propiciar “ambientes seguros” para los menores. “Tales programas buscan ayudar a los padres, a los agentes de pastoral y a los empleados escolares a reconocer indicios de abuso sexual y a adoptar medidas adecuadas. Estos programas a menudo han sido reconocidos como modelos en el esfuerzo por eliminar los casos de abuso sexual de menores en la sociedad actual”, evoca.

Barbara Dorris, vocera de Survivors Network of Those Abused by Priests (Snap), la principal asociación de víctimas de abusos por parte del clero norteamericano, consideró que las normas vaticanas “cambiarán muy poco”. “No hay nada allí que hará que un niño sea más seguro ni hoy ni mañana ni el año que viene ni el próximo”, dijo, demoliendo el documento.

mayo 18, 2011 - Posted by | Noticias

Aún no hay comentarios.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: