Letras y alternativas

https://napoleon03.wordpress.com/

Pitipajarraca

Estaba la pájara pinta, sentada en su rojo pintón

“Chávez, mi’ja, yo también me creía invencible, y mira, soy un viejo ‘e mierda, calzado con tennis to’er día”; así le dijo Castro #1 a la versión mono de un presidente que se agarró al poder en Venezuela. “Chávez, tenemos que chequearte la salud, abre las piernas pa’ que te tanteen hasta la vida”.

El exceso de poder corrompe, sólo unos pocos grandes en la historia de la humanidad, como el primer Presidente de los Estados Unidos, George Washington, han sido sabido eximirse de las pasiones a que conduce ése fenómeno; la grandeza de USA ha radicado, entre otros elementos, en el respeto por los términos de los contratos para esa posición; no te la quieras dar de inteligente frente al anglosajón de esta parte del mundo; te respetan en la medida en que lo respetes. Aquella versión de presidente que los venezolanos dejaron se encaramara al poder, no se va a bajar mientras no se le saque a la fuerza.

Chávez en verdad creyó ser un ser especial, tras los aplausos de las masas compradas con regalías y tarecos, recursos de la economía venezolana. Ni siquiera, aún enfermo de cáncer, quiere doblar el cuello, a no ser frente al tirano en tennis del caribe. El es el típico homosexual que persiste en seguir escondido en el closet, y engola la voz cada vez que quiere referirse a los que no les da la gana de aplaudirle las payasadas, con el estentóreo grito de “pitiyanquis”.

Este 4 de Julio fui partícipe de una escena familiar que me dejó toda la noche gozoso. Tengo una sobrina en el sur floridano, en sus 30 años, con un bebote estilo Tuki, una muchachita adolescente, y su madre y hermana mía, viviendo con ella; pues anoche aquella montó al familión en su auto, novio incluido en el asiento delantero para pasajeros, y se fue a celebrar la grandeza y mística de mi patria adoptiva; cuando ya me iba en arranque de apuro, me gritó: “Tío, mira”, para que observase su bello pull-over, t-shirt o franela, con las insignias de la bandera norteamericana. ¿Qué le hubiese gritado aquel asco de mono?: “PITIYANQUI”. Y yo le hubiera gritado pa’trá, “PITIPAJARRACA”.


https://napoleon03.wordpress.com/

julio 5, 2011 - Posted by | Archivo/ARTICULOS

Aún no hay comentarios.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: