Letras y alternativas

https://napoleon03.wordpress.com/

PEDRO LUIS DIAZ LANZ: EL IDEALISTA MARTIANO.

Imagen
Por Maria Teresa Villaverde Trujillo.
[El comandante Pedro Luis Diaz Lanz, cuando era el Jefe de la Fuerza Aerea del Ejercito Rebelde]
Fue el primer desertor que alertó al pueblo de Cuba sobre el peligro comunista, arriesgando su alta posición en el nuevo gobierno revolucionario y hasta su propia vida)”…Creímos en una Cuba sin vencedores ni vencidos, sin más odios ni rencores, con todos y para todos. Creímos en el respe…to al derecho ajeno, en la libertad y la justicia. Sueño bello era aquel que tantos abrazaron y por el cual muchos dieron la vida. Pero la noche de las ambiciones se extendió sobre nuestra bella isla…”
Pedro Luis Diaz Lanz

Murió pobre y decepcionado, golpeado por trastornos emocionales, afectada su salud en los últimos de sus 81 años, hasta decidir arrancarse la vida un 26 de junio del 2008.

Con un impecable historial de abolengo patriótico, había nacido en La Habana en noviembre 8 de 1926, en el seno de una familia de profunda tradición patriotica. Su abuelo combatió en las filas mambisas y su padre fue un alto oficial del ejército constitucional cubano hasta 1930, …y además, no podía ser menos que un idealista, llevando Pedro Luis en su sangre, la herencia martiana: sobrino-biznieto del Apóstol.

Había conocido a Frank País y este lo puso en contacto directo con Fidel Castro quien lo designó para la peligrosa misión de introducir armas desde el extranjero, sucediendo la primera entrega en marzo de 1958, en Cienaguilla, en plena Sierra Maestra, donde viajo desde Costa Rica. Junto a el vendria en esa arriesgada expedicion aerea, Huber Matos, quien mas tarde al igual que Pedro Luis, obtuviera el grado de comandante.

Al triunfo de la revolución y por orden expresa de Fidel Castro, notificó a los aviadores del régimen de Fulgencio Batista que sus vidas serian respetadas, cosa que no sucedió porque todos –mas tarde- fueron enjuiciados no una sino dos veces y condenados a 30 años de prisión por el propio futuro tirano. Hecho inaudito que marcó el alma de Díaz Lanz, aunque gracias a su intervención los aviadores habían salvado sus vidas.

A escasos seis meses del triunfo de la revolución y al comprobar las futuras intenciones comunistas del nuevo gobierno, decidió abandonar Cuba en un barco de vela llegando a Estados Unidos en la fecha gloriosa del 4 de Julio. Con su innata valentía regresó a la isla en el siempre glorioso mes de octubre mambi, sobrevolando la ciudad de La Habana. Desde la avioneta lanzaba cientos de volantes avisando a los ciudadanos la línea marxista y la traicion a la revolución cubana. Inútil tentativa porque: nadie prestó atención.

“Fue un hombre de ideales firmes, que contribuyó decisivamente a una revolución que considerábamos reivindicatoria de los derechos del cubano y por eso cayó entre las primeras víctimas de la traición de Fidel Castro”, comentó sobre Pedro Luis, el ex comandante Huber Matos, su compañero de luchas y anhelos, quien abandonó las filas revolucionarias tras los pasos de Díaz Lanz y cumplió 20 años de cárcel bajo falsas acusaciones de traición.

En el exilio, Diaz Lanz, fue co-fundador de la Cruzada Constitucional Cubana; e integrante de la llamada Operación 40, participando además en numerosas operaciones marítimas contra la tirania castrista.

Sus amados restos descansan en paz en el Cementerio Woodlawn South, Miami, Florida.

¿Cuántos han tenido la oportunidad de leer la carta-aviso que dejó caer sobre la ciudad de La Habana y una zona de Mariano, el ya entonces ex-jefe de la Fuerza Aérea revolucionara Pedro Luis Diaz Lanz? Fue él la primera figura gubernamental que alertó a todos del rumbo comunista que estaba tomando el nuevo gobierno de Cuba. Pero desdichadamente esa explicación al pueblo cubano y las irrebatibles pruebas que ofreció a los miembros del Sub-Comite en Washington DC no fueron suficientes.

Aquí esta una copia completa de la carta abierta al pueblo de Cuba:

21 de Octubre de 1959

Cada día que pasa aparece una nueva mentira para calumniar y vejar a quien por amor a la Patria y a la libertad, más que a su propia vida, una vez mas renunció a todo. No creo que el pueblo de Cuba pueda jamás olvidar quiénes fueron Martí, Maceo, Máximo Gómez y todos aquellos gloriosos mambises, especialmente José Martí, ese cubano grande y generoso que predicó siempre amor y benevolencia para con el prójimo, quien ni para sus propios enemigos albergaba en su corazón odios ni rencores, luchando con­tra éstos en forma que lo enaltecía, con la frente enhiesta, con la verdad en los labios que brotaba de su corazón.

Pueblo de Cuba, este humilde cubano que jamás ha hecho otra cosa que defenderte, que luchar sin descanso, velando celosamente por tu libertad, solo quiere hacer llegar a tí unas cuantas verdades que pueden ser puestas en la balanza de tu propio juicio y frente a las mentiras y calumnias de quien tanto esperas y tanto esperaba yo.

Debo puntualizarte primero que jamás he atacado a nadie en particular sino que he señalado y repudiado la infiltración y presencia de comunistas en el gobierno. Sólo por éste hecho se me ha llamado traidor, desertor, cobarde, nepotista y se ha llegado al increíble cinismo de hacerme responsable de los últimos y lamentables accidentes de aviación acontecidos en Cuba. Se me ha tildado de incapacitado, sin embargo, el propio Fidel, el día que me acusó públicamente, reconoció que el 70% de las armas que se llevaron a ambos frentes las llevé yo… y hay ciertas personas que se atreven a publicar que yo renuncié a la jefatura de la FAR porque quería más dinero y porque no tenía méritos revolucionarios. ¿Entonces a quien debemos creer, a Fidel o a esa persona que lo desmiente?

Este humilde servidor del pueblo de Cuba, comenzó a trabajar dando pico y pala a la edad de 14 años mientras se costeaba sus estudios de mecánica de aviación; a los 18 años ya era mecánico y piloto y a los 20 años era piloto de una línea aérea. Raúl Castro me ha llamado “pepillito” y yo me pregunto cuándo ese señor se ha ganado el pan con el sudor de su frente! ¿Cuándo ha tenido “callos” en las manos de trabajar? En todo caso él era el “pepillito” que jamás ha mojado la tierra con su sudor.

Debo aclararte, pueblo de Cuba, que esas armas que llevé al Segundo Frente Frank País y a la Sierra Maestra, no lo hice por Raúl ni por Fidel. Definitivamente NO! Lo hice por Cuba, lo hice por devolver a mi Patria las libertades perdidas, NO PARA PERPETUAR EL CAUDILLISMO. NO MAS JEFES INDIOS! Hace falta conciencia ciudadana! CADA HOMBRE UN VOTO! Con una Constitución que garantice y restablezca las libertades y los derechos humanos.

Pueblo de Cuba, yo no puedo ni podré jamás traicionarte. Yo me honro en ser descendiente directo de un hombre que todo lo dio por tí durante toda su vida, hasta el último segundo: JOSE MARTI. El tiempo te demostrará que yo soy un cubano bien nacido, que mi madre es una SANTA y mi padre, a quien también han calumniado llamándolo machadista, siendo él uno de los primeros oficiales de honor que se rebelaron contra el dictador Machado y quien en el año 1930 fuera condenado a dos años de prisión que cumplió, quien luchó siempre sin claudicar contra Batista, quien fue honrado y lo demuestra el hecho de que nada tiene hoy en día, excepto una conciencia muy limpia ante los ojos de Dios y una moral muy alta que los batistianos de antes y los seudorevolucionarios de última hora pretenden mancillar con viles calumnias, es un hombre digno y decente.

Muchos se habrán preguntado qué me llevó a tomar la determinación de renunciar a mi cargo. Pues bien Uds. conocen y escuchan sobre las ideas y pensamientos izquierdistas de Fidel, Raúl, Guevara, etc., a través de la Radio y la Televisión. Uds. no han podido, como pude yo, escuchar de los propios labios de Fidel sus intenciones de introducir un sistema como el que existe en Rusia. En mi presencia en un vuelo de regreso de la Sierra Maestra escuché como Fidel conversaba con Núñez Jiménez, Alfredo Guevara y la Srta. Celia Sánchez, diciéndoles que el mantendría engañado al pueblo de Cuba y lo mantendría a su favor mientras ganaba tiempo con el objeto de organizarse militarmente para que cuando el pueblo comprendiera el engaño, poder dominarlo por la fuerza y que entonces mataría, si fuere necesario, no a un grupito sino a mas de cuarenta mil personas para lograr sus propósitos. -Yo juro ante Dios que esto es cierto y el tiempo se encargará de demostrarlo. Fidel se ha convertido en el nuevo dictador de Cuba. Un dictador que hace creer al pueblo que es éste el que manda. Sin embargo, que alguien se atreva a discrepar con su modo de pensar y entonces será tildado de contrarrevolucionario y hasta de batistiano y trujillista.

Pueblo de Cuba, ¿quieres comprobar si eres tú quien manda realmente en Cuba? Pídele a Fidel que elimine a todos los comunistas que ocupan cargos importantes en el Gobierno y en las Fuerzas Armadas y que convoque a elecciones. ¿Por que no hacerlo si él puede ganar a través del VOTO casi todas las posiciones en el Gobierno? ¿Sabes por qué Fidel no te aconseja esto? Sencillamente porque él quiere introducir en Cuba un nuevo sistema politico-social que se llama COMUNISMO. ¿Sabes por qué Fidel está destruyendo la Economía Nacional sin importarle un bledo el hambre y la miseria que el pueblo de Cuba pueda pasar? Porque pretende que todo pertenezca al Estado. En otras palabras, quiere implantar el sistema COMUNISTA en Cuba.

FIDEL MIENTE! sí, miente vilmente y a mí me consta. Muchas veces lo oí en privado decir todo lo contrario de lo que decía al pueblo. Ejemplo: “ARMAS PARA QUE”. A espaldas del pueblo mientras pregonaba: “ARMAS PARA QUE” compraba en Bélgica mas de 50,000 fusiles, 22,000 Garands que llegaron de Italia, barcos de guerra en Alemania y aviones Hawker Hunters que está comprando en Inglaterra, todo lo cual importa más de TREINTA MILLONES DE DOLARES. Hay en Cuba actualmente mas de 100,000 fusiles-ametralladoras, los tanques, barcos y cañones que tenía Batista y todavía se está comprando más. “ARMAS PARA QUE”, Fidel? Esos TREINTA MILLONES DE DOLARES que son DIVISAS también, extraídos del Tesoro de un país lleno de niños hambrientos, bien pudieron invertirse en mejorar la Economía Nacional, abrir nuevas industrias, colegios, etc.

Quizás diga para justificarse que esas armas son para defender la Revolución “verde olivo” y negará que con sólo un puñado de armas y hombres nosotros conquistamos la victoria. No le bastaba a Fidel las armas que tenía Batista para mantener su dictadura? Miente Fidel al decir que no hay comunistas en el Gobierno. Esto no lo puede admitir aún pues las milicias juveniles no han sido debidamente adoctrinadas y entrenadas… Fidel no ataca de frente. Ataca como sólo los comunistas saben hacerlo. Como “buen camarada” utiliza el conocido sistema de destruir mediante difamaciones la reputación de quienes se le oponen, aunque para ello tenga que descender a utilizar la vil mentira y la calumnia, pues según los comunistas: El fin justifica los medios.

Para concluir, sólo quiero decirle al pueblo de Cuba que le pida a Dios que Fidel rectifique y que reconozca a tiempo todo lo daño que le está haciendo a Cuba. Que dé un paso definitivo hacia adelante, subsanando sus errores y cambiando su política. A tí Fidel, sólo te digo que recapacites. TIENES AUN LA OPORTUNIDAD de hacerlo y de ser lo que en realidad nuestro pueblo cree ahora que eres. Pon en práctica nuestra Constitución democrática, no te ciegues ni te endioses. No dejes que la adulonería y el servilismo de quienes te rodean te impida ver la verdad. Renuncia a ser un dictador más en Cuba y una nueva decepción en las paginas de nuestra historia. No crees más odios entre los cubanos, respeta la sangre de nuestros mambises y la de nuestros compañeros que te dieron el poder y que no la derramaron para que ahora introduzcas el COMUNISMO en Cuba, conjuntamente con Raúl, el Che, Núñez Jiménez, etc.

Con toda la gravedad y responsabilidad del caso te digo que si no te retractas y eliminas el comunismo, comenzaré a combatirte como combatí a Batista, Pedraza, Masferrer y demás camarilla enemigos de Cuba, porque tú, Fidel Castro Ruz, al igual que ellos, te has virado contra los altos destinos de nuestra Patria y has demostrado, con tu actuación indigna e hipócrita, ser el verdadero TRAIDOR A LA LEGITIMA REVOLUCION.

21 de Octubre de 1959
Fdo. Comandante Pedro Luis Diaz Lanz, Ex-Jefe de la FAR

————————————————————————————

Se suicida legendario piloto anticastrista
Por Wilfredo Cancio Isla
El Nuevo Herald

El legendario piloto que garantizó los mayores abastecimientos de armas para los rebeldes de Fidel Castro, fue jefe de la Fuerza Aérea Revolucionaria en enero de 1959 y se convirtió en el primer desertor de alto rango que alertó sobre el rumbo comunista de Fidel Castro, se quitó la vida de un balazo en el pecho.

Pedro Luis Díaz Lanz se suicidó la noche del jueves en Miami en circunstancias aún no esclarecidas. Murió de 81 años, pobre y decepcionado, golpeado por transtornos emocionales que habían afectado seriamente su salud en los últimos años.

La noticia de su fallecimiento circuló desde las primeras horas del viernes en los principales espacios radiales y televisivos de Miami.

( DIAZ LANZ. Cortesía de Antonio de la Cova (LATIN AMERICAN STUDIES)

“Fue un patriota, un hombre que tuvo la dignidad de darlo todo por la libertad de Cuba”, dijo su hermano Eduardo Díaz Lanz a la radio local.

Según su testimonio, Díaz Lanz le había anunciado meses atrás que “no iba a caer en el vacío” y que antes prefería quitarse la vida.

Vivía angustiado con la suerte de Cuba. Se sentía pesimista y comentaba que “los cubanos nunca verán su patria libre si no se llenan de dignidad”.

Con la muerte de Díaz Lanz desaparece un protagonista insustituible de la historia cubana contemporánea y una figura mítica del prolongado enfrentamiento de la comunidad exiliada con el régimen castrista.

“Fue un hombre de ideales firmes que contribuyó decisivamente a una revolución que considerábamos reivindicatoria de los derechos del cubano y por eso cayó entre las primeras víctimas de la traición de Fidel Castro”, comentó anoche el ex comandante Huber Matos, quien abandonó las filas revolucionarias tras los pasos de Díaz Lanz y cumplió 20 años de cárcel bajo acusaciones de traición.

Nacido en La Habana el 8 de noviembre de 1926, en el seno de una familia de tradición independentista y patriótica, su abuelo combatió en las filas mambisas frente a las fuerzas colonialistas españolas y su padre fue un alto oficial del ejército constitucional cubano hasta 1930. Díaz Lanz se vanagloriaba también de ser biznieto de una hermana de José Martí (1853-1895), prócer de la independencia de la isla.

Se graduó de bachillerato en 1944 y cursó estudios como mecánico de aviación. En 1946, con apenas 20 años, comenzó a pilotear aviones y llegó pronto a fungir como copiloto para la firma Aerovías Q, que transportaba pasajeros y carga entre La Habana y Miami.

Inconforme con la situación política del país tras el golpe militar de Fulgencio Batista, Díaz Lanz conoció a Frank País, líder de la resistencia urbana en Santiago de Cuba, y poco después entró en contacto directo con Fidel Castro, quien lo designó para la estratégica misión de introducir armas clandestinamente desde el extranjero, usando la cobertura de piloto comercial.

El primer cargamento con destino a las fuerzas rebeldes fue llevado desde Punta Arenas, Costa Rica, hasta un cacerío en plena Sierra Maestra el 20 de marzo de 1958. Piloteando un avión de carga donde viajó Huber Matos, la expedición concluyó exitosamente con la entrega de cinco toneladas de armas y municiones a los insurgentes.

“Lo conocí días antes del viaje y desde el primer momento reconocí que se trataba de una persona con una determinación, una seguridad y una valentía fuera de toda duda”, recordó Matos.

Díaz Lanz llevó también abastecimientos bélicos a los combatientes revolucionarios volando desde Venezuela. Se calcula que el 70 por ciento de las armas que fueron entregadas a los frentes del Ejército Rebelde en la última etapa de la guerra fueron facilitadas por sus operaciones aéreas.

El triunfo de Fidel Castro lo sorprende en los preparativos de un envío aéreo desde territorio costarricense y viaja de inmediato a Santiago de Cuba para encontrarse con las fuerzas rebeldes.

Nombrado ese mismo día como jefe de las Fuerza Aérea Revolucionaria, Díaz Lanz viajó a Camagüey para convencer a los pilotos militares del régimen anterior de que serían respetados por el gobierno revolucionario. En esa oportunidad, Castro les prometió que podrían permanecer en las fuerzas armadas y que cualquier acción anterior sería considerada en cumplimiento de órdenes recibidas.

“Los pilotos lo creyeron y muchos de ellos volaron conmigo a [el campamento militar de] Columbia [en La Habana]”, recordaría Díaz Lanz en un testimonio de 1988. “¿Quien les iba a decir que pocos meses más tarde serían arrestados y juzgados por orden del jefe del Estado Mayor conjunto, Raúl Castro, y condenados –haciendo caso omiso de un previo proceso absolutorio– por el propio Fidel?”.

El caso de los pilotos marcó el desencanto de Díaz Lanz con el proceso revolucionario que había ayudado a triunfar.

Fidel Castro anuló un primer proceso a los pilotos, inconforme con el veredicto judicial que los consideró inocentes, y procedió a ordenar un nuevo encausamiento. Las condenas se elevaron entonces hasta 30 años de cárcel, pero muchos testigos dicen que fue la intervención de Díaz Lanz en el tribunal la que permitió salvarles la vida.

Opuesto a la influencia de los comunistas en las principales posiciones del gobierno, Díaz Lanz fue removido de su puesto y abandonó Cuba el 29 de junio de 1959, a bordo de un barco de vela. Luego de varios días a la deriva, llegó a Miami el 4 de julio y testificó ante el Congreso sobre las intenciones de Fidel Castro de convertir a Cuba en un país comunista bajo la órbita soviética.

Pero la temeridad de Díaz Lanz se pondría a prueba el 21 de octubre de 1959, cuando sobrevoló La Habana en una avioneta para lanzar miles de volantes donde denunciaba el camino marxista de la revolución. El vuelo fue rasante por encima de la ciudad, lo que provocó una balacera indiscriminada desde los campamentos militares, edificios y calles por parte de miembros del Ejército Rebelde.

Al día siguiente, Castro lo acusó de bombardear La Habana y vinculó la acción con el caso de Matos, quien había sido ya detenido en la provincia de Camagüey bajo acusaciones de sedición. En una concentración convocada poco después por el gobernante cubano frente al Palacio de la Revolución, una multitud enardecida pidió “paredón” para Matos y Díaz Lanz.

Matos niega que entre ambos existieran vínculos conspirativos, aunque Díaz Lanz lo había alertado de una conversación privada a bordo de un avión, en la que Castro comentó que “vamos a tener problemas con Huber” en referencia a sus declaraciones anticomunistas.

En el exilio, Díaz Lanz fundó en 1959 la Cruzada Constitucional Cubana, junto a Frank Sturgis, y se alistó en las misiones organizadas por la CIA para realizar acciones de infiltración en la isla.

Figuró también entre los integrantes de la llamada Operación 40, un grupo de prominentes activistas anticastristas que debían acompañar la expedición de Bahía de Cochinos en abril de 1961.

Díaz Lanz participó activamente en numerosas operaciones marítimas para introducir armamentos en Cuba durante la década de los 60.

El gobierno cubano lo consideró siempre como un enemigo peligroso y llegó incluso a difundir versiones de su supuesta participación en el asesinato del presidente John F. Kennedy en 1963.

“Quedará en la historia como un visionario”, manifestó el activista anticastrista José Hilario Pujol, amigo personal de Díaz Lanz. “Fue el primero que desde dentro del proceso se dio cuenta de lo que traería Fidel Castro para Cuba, y fue el que más sacrificó por sus ideales”.

En el exilio, Díaz Lanz realizó diferentes trabajos para sobrevivir, entre ellos el de techero. Su situación económica era precaria y en los últimos años hasta llegó a dormir en su propio automóvil, carente de los recursos para costearse una vivienda.

Pero muchos amigos dicen que costaba trabajo hacerle aceptar cualquier ayuda monetaria para su subsistencia. Había abrazado con fervor la fe religiosa.

“Creímos en una Cuba sin vencedores ni vencidos, sin más odios ni rencores, con todos y para todos. Creímos en el respeto al derecho ajeno, en la libertad y la justicia. Sueño bello era aquel que tantos abrazaron y por el cual muchos dieron la vida. Pero la noche de las ambiciones se extendió sobre nuestra bella isla”, escribió años atrás en un artículo publicado en El Nuevo Herald.

Le sobreviven en Miami sus hermanos Eduardo, Marcos y Yolanda, sus hijos Pedro René, Pedro Miguel, Tania Denisse, Minú e Ivonne, y varios nietos. Otros tres hermanos habían fallecido con anterioridad: Jorge se suicidó en Miami en 1976; Esther María fue asesinada en Miami Beach en 1986; y Guillermo se ahorcó en La Habana en 1998. Su primogénito Pedro Luis también murió años atrás.

Su cadáver será expuesto este domingo a partir de las 6 p.m. y hasta la medianoche en la Funeraria Caballero-Rivero-Woodlawn, ubicada en el 8200 Bird Road, en Westchester. El sepelio se realizará el lunes a las 2 p.m. en el Cementerio Woodlawn South, en el 11200 SW 8 St, Miami.

junio 27, 2012 - Posted by | Otros autores

1 comentario »

  1. […] Díaz Lanz redactó-y-ejecutó el mejor testamento político de la historia de Cuba, por encima de la «Sabatina» de Ignacio Agramonte, y TODA la prédica martiana. Estoy listo para […]

    Pingback por @napoleonlizardo [twitter] « Letras alternativas | junio 29, 2012


Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: