Letras y alternativas

https://napoleon03.wordpress.com/

TRAGEDIA GRIEGA EN LA HIALEAH DEL SIGLO XXI.

 
 
Nada, tan simple como personarme en un edificio en el South River Dr. y una esquina, “de cuyo lugar no quiero acordarme”, como diría Don Quijote/Cervantes. El recepcionista del primer piso, me peloteó para el 3ro, atento al screen de su computadora “para no perderse el último chiste en facebook”, o los requiebros de un amigo. Uhm! La señora del 3ro me largó un discurso sobre fotocopias de licencia de conducción, mientras yo me leía un cartel en la pared, sobre prohibiciones 1000; no obstante endosó en mi mano, las reglas a cumplir, si estuviere interesado en rentar apartamento en aquel lugar. El elevador, pa’rriba y pa’bajo, plagado de carretones y mujeres de limpieza; las preguntas mías “tendría que contestarlas el tipo del primer piso”. Bajo, me vuelven a pedir mi licencia de conducción, “pero si ya le sacaron copia en el 3er pisooo, damn it!”. Nada, tenía que dársela a la damisela encantadora del 1ro … Me largan una llave apurruñada contra una pieza plástica, que me inspiró lástima. “Ah, pero no sé a qué piso debo ir, señor luciérnaga”. “Nooo, eso no es aquí, usted tiene que ir en su auto a casa del carajo” -carajo=6-7 millas de distancia-. “Yo no puedo conducir mi auto sin licencia, damn it!”. Por fin se dignó a explicarme que el edificio donde estaba, era una “especie de hotel(?)”, que las condiciones de renta serían más favorables en comparación con aquel carajo. Ambos empleados, a la espera de que uno de los dos, me informare; el de abajo -supongo que le gusta estar debajo-, a la espera de que la “realtor” de arriba, informe, y se gane la comisioncita como Dios manda; y ella tratando de recostarse a la luciérnaga del 1er piso; ambos a la espera de que Napoleon Lizardo se dignare a ser peloteado, como si estuviere en un país tercermundista. Hellooo! Yo soy el reportero más rápido del hialeah-facebook …

https://napoleon03.wordpress.com/
Los “damn it” del relato, fueron agregados por la imaginación del autor.

enero 30, 2013 - Posted by | Archivo/ARTICULOS

1 comentario »

  1. Na’, si existen aliens con intenciones de joder; uno, celador de los derechos conferidos por la democracia norteamericana, NO debe dejar que el juego se dé. ¿Se imaginan que un policía me pregunte en la transitada Okechoobee, por mi licencia de conducción, y yo responda que una libélula me la quitó? La multa hubiera sido de madre.

    Es que esa compañía no quiere disponer de un empleado-y-auto, para ir a mostrar los apartamentos que tienen en casa del carajo.

    Comentario por napoleon03 | enero 30, 2013


Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: