Letras y alternativas

https://napoleon03.wordpress.com/

“¿Qué entiendes por literatura cubana. ¿Que el autor haya nacido en Cuba? …”

“(…) ¿Qué entiendes por literatura cubana. ¿Que el autor haya nacido en Cuba? (…) No creo en aquello de que no hay un azul más azul que tu cielo”

Entrevista a la documentalista, editora y escritora Marlene Moleon, residente en Miami.
Juan Carlos Romero

Marlene Moleon nació en Miami en 1958 y creció en La Habana. Vivió por más de 15 años en Canadá. Ahora reside en Miami. Documentalista, editora, escritora, guionista y presidenta de Eriginal Books, una casa editorial radicada en Miami que promueve al autor hispano en el nuevo mundo del libro digital.
Diseñadora industrial con un par de patentes registradas a su nombre.
Su documental En busca de la felicidad ganó el Premio Catedral de la Asociación Católica Latinoamericana para Radio y Televisión. Productora del documental Gay-Cuba, presentado en más de 18 festivales internacionales.
Editora principal de la revista electrónica Futuros (2001-2009), publicada en Philadelphia por American Friends Service Committee y Citizen Digital Facilitation, con un nivel de distribución que alcanzó el millón de visitantes únicos mensuales en América Latina.
Autora de la novela, finalista del Premio Azorín, La isla de los pregones; best seller en Amazon en 2010 y 2011, y el ensayo best seller 2.0. Historias de éxito en Amazon.
CUBAENCUENTRO entrevistó a Moleon para conocer sus opiniones sobre las posibilidad editoriales en la actualidad, la literatura cubana, la nostalgia y mucho más-
¿En qué momento decidiste que querías escribir?
Marlene Moleon (MM): Durante un ciclón en La Habana, cuando tenía nueve años. Me había quedado sin nuevos libros y decidí escribir un cuento, La princesa azul, una historia de seres encantados de otro planeta. Luego seguí escribiendo cuentos que leía a mis hermanas. Pero cuando llegué a la adolescencia me creí aquello de que había que ser ingeniero para “contribuir al desarrollo del país” y estudié arquitectura.
Tuve que andar un largo camino hasta que decidí escribir narrativa.
¿Sentías que habías nacido con vocación literaria? ¿Cuáles son tus verdaderos orígenes en ese sentido?
(MM): Nací con un espíritu creativo. La literatura tanto como mi experiencia como diseñadora, documentalista y guionista han sido herramientas de expresión de esa creatividad.
¿Qué le aporta la escritura? ¿Y la literatura?
(MM): Voy a robarle una frase a Rafael R. Costa, uno de los mejores escritores que he leído en los últimos tiempos gracias a la revolución digital del libro: “No estoy en la literatura para ganarme la vida, sino para perderla”.
Es una dicha y una condena.
¿Piensas que vale todo en la literatura?
(MM): Vivo entre dos culturas: la anglosajona y la latina. Percibo una diferencia en la aproximación de cada una de ellas a la literatura. Para empezar, en muchos periódicos hispanos los libros aparecen bajo la sección Cultural, mientras que en la mayoría de los periódicos de idioma inglés aparece bajo Entretenimiento.
Esta simple clasificación esconde una concepción disímil detrás, que podrá o no gustarte; pero lo cierto es que en las listas de best sellers de América Latina y España la mitad de los libros aproximadamente, cinco de diez, son de autores de habla inglesa traducidos al español.
En este acelerado siglo XXI muchos autores hispanos siguen atrapados en el concepto de la legendaria soledad del artista y resisten con vehemencia la posibilidad de que alguien intente intervenir en el proceso de creación de la obra.
En español la palabra editor tiene dos funciones distintas: el trabajo técnico para mejorar la obra en aspectos gramaticales, formales y de contenido; y el trabajo de publicación y promoción, que en inglés sería publisher.
Los editores de idioma inglés son una suerte de curators como en las artes visuales (el que cuida o atiende), que acompaña al autor —a veces incluso durante el proceso de creación— y este no se ofende porque haga sugerencias o críticas a la obra.
Pienso que un buen libro que no venda, quiero decir que “no sea leído”, no cumple su razón social de ser. Así que todo vale en literatura.
¿Qué es necesario para que una novela interese a los lectores?
(MM): Hay tres factores que considero fundamentales para valorar una novela. Primero, que no resulte aburrida; es decir, que la historia te enganche y no puedas parar de leer. Segundo, que los personajes despierten emociones; ya sea miedo, excitación, risa, odio o simpatía. Tercero, que me enseñe algo nuevo.
Pero vale una aclaración: la producción masiva quedó atrás en el siglo XX. En el siglo XXI avanza la producción especializada y personalizada. Ya tú no pides un simple café. Lo prefieres descafeinado, de Colombia o Guatemala, saborizado, con crema o leche sin grasa, endulzado con miel, agave, azúcar o edulcorante. Lo mismo sucede con los libros. Son muy pocos los libros que tendrán un amplio abanico de lectores; porque, por ejemplo, las lectoras de romántica no leen simplemente “romántica”, leen romance paranormal, histórico, contemporáneo, gótico o gay. Por lo que el autor debería saber dos cosas que le harán la vida más fácil: para qué nicho de lectores está escribiendo y que su obra no va a gustarle a todo el mundo.
¿Cuáles son tus géneros favoritos en la lectura, sus autores y quiénes le han influido más?
(MM): Soy muy promiscua en lo que leo. Leo de todo, aunque prefiero la novela histórica y la novela negra. En cuanto a autores tendría que poner una larga lista y se me quedaría alguno afuera. ¿Influencias? Dejémosla a los críticos.
¿A qué te dedicas cuando no escribe?
(MM): En estos momentos dirijo una editorial, Eriginal Books, radicada en Miami para la promoción del autor hispano en el nuevo contexto del libro electrónico, que me ocupa más tiempo del que quisiera. Y, por supuesto, tanto por mi trabajo como por vocación leo mucho.
¿Si pudieras ser un libro, cuál sería?
(MM):Las mil y una noches. Tiene de todo para todos los gustos: cuentos dentro de los cuentos, leyendas, poemas, historias de amor, aventuras, parodias, humor y erotismo.
¿Se escribe por placer o también por dinero y reconocimiento?
(MM): En una ocasión Carmen Balcells le preguntó a un escritor español: “¿Qué prefieres, la gloria o el dinero?”. El escritor fue políticamente correcto y respondió que la gloria. Javier de Lucas, el personaje principal de El escritor caníbal responde a esa pregunta diciendo que “la gloria suele venir acompañada del dinero”.
Yo no te voy a dar una respuesta políticamente correcta, sino honesta: escribo por placer, puro placer. Si escribiera por dinero mejor me dedicaría a otra cosa, tendría más posibilidades.
Hay muchas razones equivocadas para escribir un libro: hacer dinero es una de ellas, hacerse famoso o aumentar la visibilidad de una empresa, servicio o producto, son otros motivos. Si la razón es que tienes algo significativo que decir, que pueda enriquecer la vida de los lectores o simplemente divertirlos, que pasen un buen rato con tus páginas, puede que hagas dinero y/o llegues a ser famoso. Es una consecuencia, no un objetivo.
¿Dominas los recursos de estilo, las figuras literarias o escribes con estilo propio y sigues experimentando y aprendiendo?
(MM): Se aprende a escribir leyendo y escribiendo. Es un proceso de constante aprendizaje. Mis libros pasan por la mano de un editor, porque casi nunca el autor puede ver sus propios errores.
Se habla que los escritores deben cuidar y ofrecer obras depuradas utilizando recursos narrativos. ¿Lo crees así o encuentras bien que lo que se cuenta se limite a contar como se cuenta en la sobremesa?
(MM): Hoy en día puedes acabar de escribir un libro —o creer que lo has terminado—, publicarlo y tenerlo disponible para el mundo entero en 24 horas. Esa facilidad puede crear una ansiedad de publicar sin tener una obra pulida y el resultado puede ser desastroso.
Puedes usar los recursos narrativos más sofisticados que se te ocurran, pero si no es una buena historia no valdrá luego promoción grande ni pequeña para que el libro despegue en las ventas. Así que lo más importante es contar una buena historia y contarla bien.
Las razones por las que algunos libros no tan bien escritos llegan a ser sellers y otros escritos impecablemente no llegan a vender mil ejemplares es un misterio para editoriales, agentes literarios y especialistas de marketing.
El periodista cultural español Sergio Vila Sanjuán afirma que siempre es más fácil encontrar los denominadores comunes de los best sellers a posteriori, lo difícil es encontrarlo a priori.
¿Regalas libros en alguna ocasión?
(MM): Sí, a quienes aprecian la lectura y también a quienes no leen regularmente, con la esperanza de que lo conviertan en un hábito.
¿Crees que la literatura cubana a veces tiene serios altibajos?
(MM): ¡Todo, todo en la vida tiene altos y bajos! No estoy al tanto de todo lo que se publica en la Isla, así que no sabría responder con exactitud en qué momento está.
¿Crees que la literatura cubana está de moda?
(MM): Puede ser una pregunta tramposa. Primero tendría que preguntarte qué entiendes por literatura cubana. ¿Que el autor haya nacido en Cuba? ¿Que la obra se haya escrito en Cuba? ¿Es parte de la literatura cubana la que se escribe en Bruselas, Berlín, New Mexico o Montreal?
Las nacionalidades se me antojan un concepto arcaico en un mundo globalizado. El primer número de La Edad de Oro se publicó en 77 William Street en New York. Jorge Volpi es criticado porque no escribe sobre México. Sin embargo, es un reconocido autor mexicano. Por otro lado, Mercedes Gallego nació en Alcázar de San Juan —muchas escenas del Quijote toman acción alrededor de Alcázar—, pero escribe novelas negras con asesinos en Barcelona, y Fernando Trujillo Sanz, madrileño, ha creado un mundo fantástico que no tiene nada que ver con Castilla, La Mancha ni ningún lugar de España. Los lectores de Mercedes son fundamentalmente españoles, mientras que Fernando tiene lectores en 22 países. ¿Acaso ambos no son parte de la “literatura española”?
Los personajes principales de la novela cubana más vendida en los últimos años, El hombre que amaba a los perros, no son cubanos, y la historia se desarrolla en La Habana, Barcelona y México.
La novela cubana más traducida de todos los tiempos es La isla de los amores infinitos de Daína Chaviano, quien no la escribió en Cuba.
Mi hija, que nació en La Habana, lee y escribe en inglés; pero es capaz de detectar una mala traducción de Lorca o José María Heredia. Uno de sus poemas está incluido en una antología de jóvenes poetas canadienses. ¿Son sus cuentos literatura cubana? ¿Lo es la obra de Carlos Eire?
Así que te devuelvo la pregunta: ¿qué entiendes tú por literatura cubana?
¿Cómo te ha cambiado el mundo de la tecnología y el e-book?
(MM): Por las nuevas tecnologías es que me estás haciendo esta entrevista. Cuando mi novela La isla de los pregones quedó finalista en el Premio Azorín no encontré editor que la publicara. Al cabo de un par de años desistí de seguir mandándola a agentes y editoriales y la publiqué en edición electrónica, en Amazon en 2010. Estuvo en las listas de best sellers varias veces en el año 2010 y 2011. Luego repetí los mismos resultados con un libro de Uva de Aragón, Memorias del Silencio, que había tenido una pequeña edición impresa. La novela renació con nuevos lectores de todo el mundo. De estos experimentos surgió Eriginal Books.
Poco después supe que muchos libros enterrados en los cajones de los escritores (para ser más exacto en algún disco duro de computadora o una memoria externa) también siguieron la suerte de La isla de los pregones. Muchos autores que publicaron de manera independiente han llegado a las listas de best sellers del New York Times o han recibido ofertas para llevar al cine o la televisión alguna de sus obras.
Las nuevas tecnologías han cambiado la manera en que se lee (ebook), se distribuye (librerías online) y se promociona (redes sociales). ¿Sabes cuánto me gastaba en unos pocos libros impresos que me enviaban por correo desde España cuando vivía en Canadá? Cientos de dólares, tal vez miles. Ahora tengo más de quinientos títulos en mi kindle que me han costado algo más de mil dólares. ¿Sabes que Blanca Miosi, una escritora peruana, tiene varios de sus libros en la lista de best sellers de Amazon por más de dos años y nunca ha hecho una presentación oficial de un libro? Solo se mueve muy bien en las redes, y por supuesto, cuenta buenas historias. Hay más y nuevas oportunidades para los autores y los lectores.
¿Lamentas que tu vida literaria no se hubiera desarrollado en otro medio más propicio?
(MM): Tengo como principio en la vida no lamentarme de las circunstancias. En cada situación hay oportunidades y desafíos; de una crisis surgen nuevas oportunidades. Hoy hay coyunturas muy favorables para los autores noveles. Y no solo los noveles. A finales de este año Eriginal Books publicará de Chely Lima una obra maestra de la literatura cubana, Triángulos mágicos, una obra que se adelantó 20 años a su tiempo, y que tuvo una edición de Planeta ya agotada. Así que las oportunidades no son solamente para los autores noveles.
¿Qué libros han cambiado tu vida?
(MM): ¡Son tantos! Aún de un libro mediocre he aprendido algo.
El regreso, la nostalgia, el sufrimiento causado por el deseo incumplido de regresar. ¿Tienes la obsesión del regreso a tenor de los nuevos cambios?
(MM): No siento nostalgia ni sufrimiento, y no me interesa regresar. No creo en aquello de que no hay un azul más azul que tu cielo. Como Lichi (Eliseo Alberto) creo que si no hay puerco saboreo un salmón.
En todo caso, iría a Cuba cuando no necesite de un permiso de entrada para visitar a dos queridas amigas que tienen miedo a los aviones.
¿Has tenido que esquivar la censura en tus escritos?
(MM): En mis escritos no he sufrido la censura porque empecé a escribir fuera de Cuba. Como editora de guiones y documentales la sufrí muchas veces. La más espectacular fue con Gay-Cuba. Un coronel que dirigía (¿dirige?) el Departamento Ideológico del Partido se molestó en contar las veces que se decía “represión” en el documental.
¿Hay algún género más eficaz para trascribir la realidad cubana?
(MM): Si te refieres a la primera acepción de ese término —copiar— te pregunto: ¿y por qué hay que trascribir la realidad? Eso me recuerda el infame realismo socialista. La magia de la ficción es la posibilidad de reinventar el mundo.
Si te refieres a la segunda acepción —transliterar— pienso que todos los géneros son eficaces.
¿Qué significado tiene para ti la ciudad donde has vivido la mayor parte de tu vida?
(MM): Más de la mitad de mi vida transcurrió en La Habana. Esta ciudad es el océano; el olor a sal, humedad, sudor y tabaco. Es brujería y poesía bajo un sol que raja las piedras. Mi vida está vinculada a La Habana, pero también a todas las otras ciudades donde he vivido, aun por breve período de tiempo: San Francisco, La Paz, Barcelona, Río de Janeiro, Ottawa, Montreal y New York.
Ahora vivo en Miami, donde nací. Miami es la ciudad menos atractiva en la que he vivido, pero soy muy feliz en Miami.
¿Qué objetivo persiguen sus libros?
(MM): ¿Objetivo en ficción? ¡Huy!… Que el lector disfrute una buena historia y que luego de leerla no quede en el olvido. En la no-ficción, ser lo más clara posible en lo que estoy exponiendo, sin rebuscamientos académicos.
¿En qué proyecto te encuentras sumergida en estos momentos?
(MM): Como editora estoy remodelando la editorial Eriginal Books. Como promotora estoy en el diseño de herramientas para la promoción de los autores independientes. Y como escritora estoy en la elaboración de una novela en que el personaje principal es un autista, un joven asperger.
¿Editora, escritora, o promotora cultural?
(MM): 40 % editora, 40 % promotora y 20 % escritora. Así que no sé si debía haber contestado este cuestionario.

cubaencuentro.com

julio 16, 2016 - Posted by | Sin categoría

Aún no hay comentarios.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: