Letras y alternativas

https://napoleon03.wordpress.com/

¿La culpa es de todos?

fb_img_1478707137646

Alimentando el odio de todos contra todos, una persona enferma se ha apoderado de la presidencia de los Estados Unidos. Sí, el ser más repulsivo de la historia de este país, se ha aprovechado de los beneficios de la democracia, de las bajas pasiones, para exacerbar el racismo, la grosería diplomática y la sospechosa misoginia -aunque sus seguidores sí aplaudan que la futura Primera Dama haya publicado fotos desnuda-. Adiós a los valores que hacían grande a esta nación. El tipo tiene la boca sucia como el Chávez de Venezuela, y aunque ha fomentado negocios turbios con la dictadura de los Castro en Cuba, ha repetido el desparpajo de prometer solución para aquello ante la patética condescendencia de sus exiliados.

El lenguaje de barrio, los insultos y defecaciones en la madre de quién sea, podrá usarlo de vuelta, cualquiera en el mundo para rememorar al personaje que en su ascenso al poder, manifestó idolatría por el presidente ruso Putin.

Todos tenemos algo que temer cada vez que el egocéntrico se despierte en las mañanas. Él lo dijo, “él puede registrarle la vagina a cualquier mujer que se le pare delante”, en virtud de su dinero.

A él nadie le creerá mensajes de concordia, después del veneno que ha destilado contra la humanidad. ¿Cuál país que otrora fuera aliado de los Estados Unidos, le va a aceptar malacrianzas al loco? ¿Quién podrá evitar que éste personaje nos meta en una guerra estúpida, por alimentarse el ego? ¿Hasta dónde podrá importarle la suerte de su país, quien vive engreído por el dinero?  Hitler, Castro y cualquier abusador de barrio, han podido ascender al poder por culpa de la desidia del resto, amenazando a todos los que pudieran quedar por debajo en la defensa de sí.

Si al loco le da por portarse bien en algún aspecto, sería a base de antojo personal; porque él nos amenazó con suficientes males terrenales; ninguno de sus seguidores podría alertarlo respecto de la moral ni el orden, porque él no se comprometió con algo más que con su nombre, impunidad y dinero. Jugaron a satisfacerle el morbo de poder a un enfermo que prometió curar al resto, ahora a temer cualesquier consecuencias. La sociedad está enferma.


https://napoleon03.wordpress.com

noviembre 10, 2016 - Posted by | Sin categoría

Aún no hay comentarios.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: