Ítaca en mis sentidos

“No ha de temerse la sinceridad; solo es tremendo lo oculto”/José Martí

4955 Bertone

Kilómetros de senderos internéticos ha provocado el Bertone, enviado especial del Papa Romano, con sus alocusiones durante la sucesión al trono del 2do en la Dinastía Castrista de La Habana; Bertone, con todos sus atuendos y manicure impecable, es también el segundo a bordo de una monarquía eclesial. El desparpajo de sus declaraciones provocó el desplome de los últimos escrúpulos que me quedaban. Ya no más la duda de si estar haciendo el juego a las fuerzas de izquierda con mis estudios para el libro “Némesis del Cristo”. Con este abominable espaldarazo a la coronación del incapaz de ocasión, creo se acabarán las dudas para muchos. No se trata de enfoques y recontras en la visualización del cómo se comportó esa iglesia durante el crimen fascista en Europa. Se trata de lo que estamos viviendo, el asco continuado, la burla, el que ancianos de uno y otro lado del atlántico, de una y otras instituciones y poderes, se apoyan mutuamente para demorar los cambios de nuevo milenio.

Hace breves días un señor Orlando Trujillo, a quien se le adjudicaba calificativo de doctor en un programa radial de Lourdes d´ Kendall (Mambí 7.10 am), expresaba sobre ciertas confirmaciones de las iglesias cristianas, el hecho de que era por todas reconocido, el que la feligresía había mermado en Europa en un 30% respecto del grupo humano que se juntaba 40 años atrás; este señor habló de un quizás 60% para el caso de los musulmanes, etc, y atinó a recordarme declaraciones de Juan Pablo II sobre la necesidad de cristianizar otra vez al mundo. Yo propondría que se juntaren en congreso todas las denominaciones cristianas, y sin ánimo de unidad alguna, sin ánimo de unificar criterios, sin ánimos de meter por un mismo redil todas las perspectivas cristianas, intentar crear una sola iglesia, donde sí se acabare con jerarquías, diademas monárquicas, gastos suntuosos, sacerdotes con retiros económicos a la par de príncipes; dejar que bajo el techo de cada iglesia parroquial se intentare el culto que prefiriere cada domingo o lunes, el común de la feligresía. PUNTO. Quiero decir: PUNTO.

4955 Bertone. 49 años y 55 días de abusos del Castro 1 dando paso a un Castro 2, todo aupado por ése Bertone, no es un error del 2do del Vaticano, a limpiar 40 años depués con Peticiones de Perdón, se trata de un asco imposible de respirar por más tiempo.

@napoleonlizardo

Anuncios

marzo 12, 2008 Posted by | A Bertone | 1 comentario